Aragón
Suscríbete por 1€

entrevista

Raquel Latre: "Somontano es algo más que vino, es un estilo de vida"

La presidenta de la Denominación de Origen oscense admite que la covid-19 afectará a sus ventas y pide que el
sector amplíe su presencia en la sociedad.

Raquel Latra, presidenta de la D. O. Somontano.
Raquel Latra, presidenta de la D. O. Somontano.
José Luis Pano

¿Cómo ha influido la situación sanitaria en el sector del vino?

Se ha oído que ha aumentado el consumo de vino en alimentación, pero no se ha llegado a igualar las cifras de ventas que había en una situación anterior a la crisis. La gente ha vuelto a consumir vino en el hogar cuando antes solo lo hacía en un restaurante o en una celebración. Esta crisis ha afectado a aquellas marcas posicionadas por su calidad y estrategia a nivel de hostelería y turismo y en tiendas especializadas, ha sido el principal sector que ha caído.

Y concretamente en las 29 bodegas del Somontano, ¿cómo ha afectado?

Ha sido una crisis global de consumo. Dentro de los números de la Denominación de Origen Somontano, el 80% de nuestras ventas son nacionales y el 70% de ese 80% son del sector hostelero. El mercado internacional se ha comportado bien e incluso ha aumentado. En marzo todas las ventas se vieron frenadas, y más hincapié tuvo esta crisis en las bodegas familiares cuyas ventas van dirigidas al sector del turismo y las tiendas especializadas. Con el tiempo se adoptaron medidas para evitar el descenso de ventas, y el consumidor ha vuelto a buscar Somontano, por ese trabajo de calidad que llevamos durante años, en los lineales, canales de alimentación y en las redes. La totalidad de las bodegas ya venden por internet. Ello ha hecho que el descenso de las ventas no haya sido tan importante.

¿La crisis ha propiciado la venta ‘online’?

Antes no existía porque se había trabajado muy bien los canales de distribución. Ahora se ha creado un canal ‘online’ que ha supuesto un crecimiento, pero no comparable con el canal habitual.

¿Cómo se lleva a cabo una vendimia en plena pandemia?

La covid-19 no afecta en el Somontano a la vendimia. El año ha sido climatológicamente malo y se ha salido al campo pese a las heladas, la lluvia o el granizo. Desde el minuto 1 se tomaron todas las medidas para salir al campo con garantías. Pero hay que tener en cuenta que el 90% de nuestra vendimia es mecanizada, que nos ayuda a obtener las mejores condiciones para recolectar la uva y llevarla a bodega. Seguimos con las mismas medidas y en principio no afecta el coronavirus.

Menos cantidad pero más calidad, eso dicen las previsiones. Menos cantidad y trabajamos por conseguir la máxima calidad con las condiciones climatológicas que tenemos. Nuestros vinos hacen disfrutar por la acidez característica del territorio y la complejidad aromática. Siempre trabajamos por limitar la producción de nuestras cepas, pero en este caso hemos reducido el número de hectáreas por esas condiciones climatológicas.

¿Que España sea uno de los países con más casos es una mala imagen que puede afectar al consumo en el exterior?

Todas las variables macroeconómicas afectan al mercado. Si estamos inmersos en una crisis económica, afectará a todos los sectores. Que además la información que demos de España y de Aragón en lugar de sumar, resta, pues a la marca global no ayuda. Nuestra información es la que es en Aragón porque estamos haciendo las cosas bien y es el territorio más seguro con los casos controlados y protocolos para aislar los casos positivos. No es un tema de realidad si no de manejo de información. Desde luego deberíamos de manejar a nuestro interés y tendríamos que ser capaces de convertir lo negativo en positivo. La experiencia de un consumidor no va a lo concreto si no a lo global y si la marca de Aragón no se refuerza en un determinado momento pues afecta a todos los que estamos bajo esa marca.

Hasta la llegada del coronavirus la tendencia de ventas de Somontano era al alza, sobre el 10%, ¿cómo se prevé acabar el año?

Trabajamos sobre un escenario de descenso de ventas de entre un 20% o 25% anual. Es algo inédito en nuestra historia. Tenemos que pensar que es algo ajeno a nosotros, que seguimos trabajando con el máximo ahínco por conseguir la línea de la máxima excelencia y confiar que esta situación pase rápido y el sector se reactive rápidamente.

¿La exportación puede ser la solución para esta crisis de ventas?

Si ha habido países que han trabajado mejor esta crisis o sus sectores económicos están menos afectados pues habrá que ir a vender a esos países. Aunque la situación internacional está muy compleja a parte del coronavirus. Tenemos el ‘brexit’, que ya nos venía amenazando, y los aranceles de Trump para proteger sus productos propios. Para Somontano ni Inglaterra ni Estados Unidos son mercados relevantes, pero la macroeconomía afecta a todos. Aquellos vinos que antes iban al Reino Unido o a EE. UU. vendrán a mercados en los que estamos nosotros y habrá más competencia.

¿Con qué denominaciones compiten principalmente los vinos del Somontano?

Siempre nos han comparado con las primeras denominaciones como Rioja o Ribera del Duero. Para nosotros es admirable que siendo tan pequeños nos comparen con estas marcas. En el sector del vino no deberíamos tener competencia, deberíamos intentar que el vino estuviera más presente de lo cotidiano: de las terrazas, de la compra semanal a casa, llegar a un público más joven… El vino forma parte de las estructuras sociales de muchas zonas de España y en Somontano se ha demostrado con la creación de la Denominación de Origen Somontano en 1984 con 5 bodegas, y en 2020 tenemos 29 bodegas que han servido de sinergias como el enoturismo, el comercio y ha inspirador a otros productos como el tomate o el aceite que ahora buscan tener una denominación de origen. Trabajando bien y siendo serios hemos sido elegidos por el consumidor. Somontano es algo más que vino, es un estilo de vida.

¿Cuál es el lugar más alejado al que saben que llegan estos vinos?

Nuestros vinos se venden en unos 45 países. El más lejano es China. A nivel de volumen nuestro principal mercado es Centroeuropa y Bélgica el principal país al que exportamos.

¿Qué retos tiene ahora el sector?

Intentar mantenernos y pasar esta crisis. Como parte del sector del vino creo que hay que mirar más allá, poner en valor los vinos de denominación de origen y de calidad, que el consumidor entienda que es más que una mera bebida y que forma parte de la economía sostenible del territorio, de kilómetro 0. En el Somontano tenemos una implicación de 800 familias directas vinculadas con el sector del vino sin contar el turismo, empresas de servicio y de mantenimiento, comercio, … El hecho que no se haya celebrado el Festival del Vino ha sido un impacto muy importante para Barbastro. El sector del vino está vinculado a la tierra y fija personas, debemos de intentar hacer ver eso. Y sobre todo conquistar al joven y que el vino vuelva a estar presente en la vida de todos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión