Despliega el menú
Aragón

educación

Más de 10.500 alumnos de 1º de infantil y aulas de 2 años se incorporan al colegio en Aragón

Lambán apela a la reponsabilidad de las familias y Faci recalca el esfuerzo de directores y docentes. En la última semana 230 menores de hasta 14 años se han contagiado, lo supone el 11,9% de los casos.

La preparación de las aulas prefabricadas del María Zambrano, en Parque Venecia, continuaba ayer.
La preparación de las aulas prefabricadas del María Zambrano, en Parque Venecia, continuaba ayer.
Oliver Duch

Los colegios de Aragón abren este lunes sus puertas para recibir a los más pequeños: los alumnos de 1º de infantil y aquellos que están matriculados en las aulas de dos años. Los datos facilitados por el Departamento de Educación cuantifican en 10.550 los menores que acudirán por primera vez a clase y que, además, estrenarán las medidas de seguridad que han adaptado los centros educativos para intentar prevenir lo máximo posible el riesgo de contagio en una sociedad en la que en la última semana se han notificado 230 positivos en menores de hasta 14 años.

El riesgo 0 es imposible y sobre esta premisa se ha trabajado para intentar que los colegios sean el espacio "más seguro". La apuesta por la total presencialidad hasta 3º de la ESO también obligaba a ello. El presidente del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, reconoció ayer en un acto de UGT que en los centros educativos se producirán brotes de covid y que por ello será necesario cerrar aulas, aunque tiene esperanzas de que no haya que clausurar ningún colegio. El protocolo sanitario ya recoge que con un positivo en el aula, ésta se cerrará. Para que ocurra lo mismo en un centro educativo será necesario que exista una transmisión descontrolada. Serán los responsables de Salud Pública los que determinen este punto.

De los 10.550 menores que este lunes acceden por primera vez a un colegio, 10.064 corresponden a niños de 3 años, la mayoría de la provincia de Zaragoza (7.354). En Huesca empezarán el curso 1.760 escolares y en Teruel, 950. Otros 486 corresponden a las aulas de dos años, que este año la DGA amplió hasta 29, con una clara apuesta por el entorno rural. Estas clases se rigen por los criterios marcados para infantil, aunque, recordaron desde Educación, el equipo educativo elabora un Plan de Acción Tutorial específico de acuerdo con "las características propias de esos alumnos".

Este martes será el turno de 1º de primaria. Sucesivamente se irán incorporando el resto de cursos como medida preventiva para evitar aglomeraciones y los contagios por coronavirus. Durante estas jornadas y hasta el día 18, los colegios tendrán horario reducido, de 4 horas. A partir de entonces, tanto en infantil como en primaria se apostará por la jornada continua.

Ante la consciencia de que el virus no nos abandonará y que cada día casi el 12% de los positivos son niños, Lambán recordó que la responsabilidad de los padres "puede ser determinante para evitar brotes". Destacó la importancia de que los menores acudan a los centros educativos previo examen de sus progenitores para comprobar que no tienen fiebre u otros síntomas compatibles con la covid. En ese caso deberán dejar al niño en casa. Está previsto que las familias firmen un documento en el que se comprometan a ello.

Contratación docente

Este lunes se incorporan más de 400 profesores de las diversas especialidades de infantil y primaria. Lo hacen en el primer llamamiento y algunos con la labor de acoger a sus alumnos a los pocos minutos de incorporarse ellos mismos al centro educativo. La previsión, en función de la pandemia, es que durante este curso se publiquen las vacantes de docentes de manera diaria para evitar que se tarde en cubrir una semana cualquier baja que se produzca. En secundaria, la próxima convocatoria de vacantes es hoy.

Lambán destacó que se han contratado "miles de profesores, los que exige el buen funcionamiento del sistema" y recordó que Aragón es la tercera comunidad que "más esfuerzo de contratación de profesores hicimos en los años anteriores", cuando 300 docentes se incorporaron el curso pasado y otros 1.500 en la última legislatura. El presidente destacó que "las cosas se han hecho todo lo bien que se ha podido hacer, no ha habido esa imprevisión de la que algunos acusan al Departamento de Educación".

El consejero de Educación, Felipe Faci, recalcó a través de las redes sociales el esfuerzo llevado a cabo por docentes y equipos directivos para garantizar un inicio de curso seguro.

Las familias se movilizan por la falta de espacios

En el primer día de clase, varias familias han organizado movilizaciones debido a la falta de previsión del Departamento de Educación, que ha provocado que los barracones en los que iban a dar clase estos niños no estuvieran a tiempo. La ampa Claros del Bosque, del colegio María Zambrano, se concentrará este lunes a la puerta del centro con mensajes en globos. Lo hará porque 96 de 1º de infantil se tendrán que se reubicar en el aulario de primaria de Parque Venecia.

Los padres del colegio Gil Tarín de La Muela también se movilizarán, pero en esta ocasión ante la sede del Departamento de Educación, ubicado en Ranillas. Alrededor de las 11.30 representarán el tamaño que tienen algunas de sus clases y cómo de apiñados están los niños en su interior. El centro tiene capacidad para 450 escolares de infantil y primaria y este curso acoge a 785.

La ampa del Soledad Púertolas también tiene previsto movilizarse, pero lo hará este martes, en el horario de acceso al colegio. En su caso, más de un centenar de alumnos de primaria deberán empezarán de forma temporal en espacios del colegio Valdespartera 3.

En Rosales del Canal también valoran la movilización como una opción después de que el viernes les comunicaran que los cuatro barracones en los que iban a impartir clase a los alumnos de 1º y 2º de ESO no estarán disponibles para el final de la semana, cuando estos chavales comiencen el curso. Criticaron que ante la falta de espacios en el centro, todavía no tienen una opción y que las reducidas clases limitan el poder mantener la distancia de seguridad.

Los progenitores del colegio de Olba tienen previsto hacer huelga por haber tenido que separar las clases en dos edificios con tres kilómetros de distancia y en el de Peñaflor lamentan que debido a la falta de espacios y, con la situación provocada por la covid, no se podrá ofrecer en el centro educativo ni el comedor ni el servicio de madrugadores.

Las familias del colegio Pedro J. Rubio de Huesca se sumaron a estas quejas y expresaron su "preocupación, descontento y pesimismo" sobre las medidas adoptadas para la "vuelta al cole". Lamentaron que debido a la reestructuración para reducir ratios se hayan convertido en clases las dos aulas de música, la de capacidades, informática y dos bibliotecas.

Etiquetas
Comentarios