Aragón
Suscríbete

infraestructuras 

Francia tiene un plan para sus ferrocarriles

"Tenemos un compromiso firme con el corredor que conecta España con Francia", afirmó esta semana el ministro José Luis Ábalos

La ministra francesa de Medio Ambiente, Barbara Pompily, defiende la transición ecológica.
La ministra francesa de Medio Ambiente, Barbara Pompily, defiende la transición ecológica.
LUDOVIC MARIN / POOL

El Gobierno de Francia presentó el pasado jueves un plan llamado ‘Francia Relanza’, con el que pretende mejorar la competitividad de la economía gala y limitar el impacto del coronavirus para recuperar en dos años (2020-2022) el nivel de actividad previa a la pandemia. Entre los 100.000 millones de euros con los que hará frente a este reto hay 4.700 millones para apoyar al sector ferroviario. El tren ofrece una alternativa eficaz al transporte por carretera, tanto para los pasajeros como para las mercancías. Francia quiere reducir la huella de carbono y medioambiental del transporte y lo quiere hacer mejorando la oferta ferroviaria y su atractivo.

El primer ministro francés, Jean Castex, aseguró que el plan de recuperación económica pretende generar unos 160.000 empleos a partir del próximo año. "Este plan busca que la economía no se hunda. La crisis ha revelado algo insoportable, la dependencia de la economía francesa en ciertos sectores vitales. Hemos seleccionado un cierto número de sectores en los que vamos a invertir de forma masiva para reubicar sus actividades actuales y futuras", dijo el líder político.

Entre esos sectores que defiende está el ferroviario. El Gobierno quiere dar un espaldarazo a la SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses) para regenerar y modernizar la red nacional, mejorando su regularidad y su seguridad. París quiere reinvertir, junto a las regiones, en las líneas de "servicio finas del territorio" para aumentar la oferta en los territorios menos densos y conectarlos mejor con las zonas urbanas, en particular cuando no exista ningún otro modo de transporte adaptado.

El portavoz de Creloc (Comité por la Reapertura de la Línea Olorón-Canfranc), Gerard López, detalla que el Gobierno francés pretende mejorar las "pequeñas líneas", junto a las regiones, incrementando la eficacia de los ferrocarriles. De hecho, ha anunciado la reapertura de las líneas nocturnas como la del tren Tarbes-Pau-París o el de Burdeos-Hendaya. Quiere recuperar esos trenes de pasajeros e incrementar el uso de los de mercancías. Ese anuncio coincidió el jueves con la notificación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitmagob) de dar luz verde al estudio sobre la conexión con la plataforma logística de Zaragoza, Plaza. "El pasado mes de julio anuncié en Canfranc el impulso de la línea férrea Pau-Zaragoza. La conexión con esa plataforma logística ya está en marcha. Tenemos un compromiso firme con el corredor que conecta España con Francia", anunció el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno español, José Luis Ábalos, en su cuenta de la red social Twitter.

El ministro español ya manifestó en julio pasado que como la nueva estación y la rehabilitación del edificio histórico de Canfranc están casi concluidos, "para impulsar la conexión Pau-Zaragoza" hay que "convocar a los Gobiernos de Francia, Aragón y Nueva Aquitania". Esa fecha todavía no se ha cerrado, pero el plan de Francia y el estudio de España apuntan que no se dilatará.

La presentación del ‘Francia Relance’ incluye el objetivo de neutralidad del carbono para 2050, como dijo la ministra de Ecología, Barbara Pompily. El sector del transporte, uno de los principales emisores de CO2, precisó, "debe contribuir de manera importante a ello". No solo sirve la evolución tecnológica del automóvil como única respuesta, sino que deben fomentarse «los modos de transporte alternativos que no emitan o emiten poco, en particular el tren», apuntó. "El objetivo es mejorar globalmente la calidad de la red ferroviaria para aumentar la oferta de trenes en sus diferentes usos", anunció.

La fórmula utilizada es dotar a la SNCF de los medios para regenerar y modernizar la red nacional (en especial los pasos a nivel) teniendo en cuenta la evolución de las tecnologías digitales. En este sentido, se hará un esfuerzo especial por la conservación del medio ambiente.

Además, el Gobierno francés quiere reinvertir, junto con las regiones (el presidente de Nueva Aquitania, Alain Rousset, es un gran defensor de la reapertura del Pau-Canfranc-Zaragoza) en las líneas de servicio final del territorio "para aumentar la oferta en los territorios menos densos y conectarlos mejor con las zonas urbanas, sobre todo cuando no existe otro modo de transporte adaptado". "Esta acción conlleva un verdadero desafío de apertura y equilibrio territorial", proclamó el Gobierno francés. En este escenario, marcado por la batalla contra la covid-19, en Francia influirán las elecciones regionales de marzo de 2021, donde podría refrendarse la subida en las urnas de los ecologistas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión