Despliega el menú
Aragón

sucesos

Las zapatillas de un grafitero llevan a su detención por atentar contra el patrimonio histórico en Calatayud

La Policía Nacional lo detuvo tras comprobar que llevaba unas deportivas con los mismos símbolos que más de cien pintadas en paredes de la localidad. 

Pintada en la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud con el mismo símbolo que en las zapatillas del detenido
Pintada en la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud con el mismo símbolo que en las zapatillas del detenido
Policía Nacional

Se delató él mismo. La Policía Nacional ha detenido a un grafitero en Calatayud acusado de dos delitos: uno sobre el patrimonio histórico y otro de daños. El varón arrestado, B. R. A., residente en la localidad bilbilitana, puso en la pista a los agentes porque llevaba unas zapatillas con los mismos símbolos que las pintadas que podían encontrarse en algunos rincones de la ciudad, incluidos templos declarados Patrimonio de la Humanidad como la Torre de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud,

Según explican fuentes de la Policía Nacional en un comunicado, las investigaciones comenzaron a principios de año después de que se extendieran las pintadas por las fachadas de toda la localidad, hecho que estaba generando cierta alarma social entre los bilbilitanos. Se trataba de firmas o símbolos que, según las mismas fuentes, pretendían  “marcar el territorio por parte de su autor y/o reivindicar pensamientos políticos, llegando incluso a incitar al odio hacia determinados colectivos, como por ejemplo el policial: "A.C.A.B (all cops are bastards)".

Uno de los dispositivos establecidos al efecto permitió la identificación de un varón que calzaba unas zapatillas rotuladas con las mismas pintadas que podían encontrarse por la localidad.

El estudio realizado por los investigadores en cuanto a los perfiles, firma, el calibre del trazo o el gesto de la escritura, ha permitido atribuir a esta persona la autoría de más de cien pintadas similares aparecidas en la ciudad, ascendiendo en un primer momento los daños causados al mobiliario público a treinta mil euros.

Los agentes imputan al detenido un delito sobre el Patrimonio Histórico, por unas pintadas localizadas a principios de año en la Torre de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud, la cual es considerada desde el año 2001 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, siendo su valor incalculable.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo Operativo Local Policía Judicial de la Comisaría de Calatayud.

 

Etiquetas
Comentarios