Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

vivienda

Las cláusulas covid, presentes en la mitad de los contratos de alquiler que se firman en Aragón

Los universitarios son uno de los colectivos que más demanda este tipo de cláusulas, en las que se acuerda, entre otros supuestos, una rebaja del alquiler o una suspensión del pago en caso de que las clases vuelvan a suspenderse o se decrete un estado de alarma. 

Foto de archivo de un cartel de 'se alquila'.
Foto de archivo de un cartel de 'se alquila'.
EP

Las denominadas cláusulas covid ya han llegado a los contratos de alquiler. Muchos inquilinos y propietarios quieren tener pactado qué ocurriría en determinados supuestos con el objetivo de evitar posibles enfrentamientos entre las partes. Concretamente, en torno al 50% de los contratos que se han firmado desde junio incluyen ya estas cláusulas, según el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) de Aragón. "No solo los contratos de alquiler pactan estos supuestos, sino que en el caso de los contratos de compraventa también se pueden contemplar", anota Fernando Baena, presidente de Coapi en Aragón.

"Algunos pactan que si vuelve a decretarse un estado de alarma el contrato queda suspendido o se concederá una prórroga. Otros, que en caso de cierre de la actividad económica el pago del alquiler se reduciría, por ejemplo, un 50%", explica Baena. "Aunque la realidad es que no todos optan por estas cláusulas y la mitad de los contratos que se han firmado no las incluyen todavía".

Son los universitarios uno de los colectivos a los que más les afectan los diferentes escenarios que puedan darse. Es el caso de Adam, un zaragozano que va a empezar el segundo año de Medicina en Huesca. "En marzo tuvimos problemas con el casero porque el confinamiento nos pilló en casa de nuestros padres, con las clases presenciales suspendidas y el piso alquilado vacío. Por eso, ahora no queríamos que nos vuelva a suceder lo mismo".

Y es que por el momento, según explica el mismo, no saben si las clases terminarán siendo presenciales o si se optará por una modalidad mixta: "Hemos preguntado a nuestros coordinadores y todavía no saben cómo será el curso", explica este futuro médico que comparte piso con tres estudiantes universitarios más. "Estuvimos esperando hasta julio para decidir si cogíamos o no un piso, pero ante la incertidumbre y el miedo a quedarnos sin alojamiento, nos decidimos por un piso, pero hemos acordado con el casero que en caso de que vuelva a decretarse un confinamiento o las clases sean completamente online podremos dejarlo".

"Lo mejor es que ahora ante la situación de incertidumbre que vivimos se pacten todos los supuestos posibles", apunta Joaquín Gimeno, abogado del Real e ilustre Colegio de abogados de Zaragoza (Reicaz). "Todavía es frecuente que los propietarios utilicen un modelo de contrato tipo, pero es importante destacar la importancia de incluir en estos momentos cláusulas para hacer frente a las situaciones que se pueden dar ahora derivadas de la pandemia”.

Y es que ya están dando situaciones que afectan a propietarios e inquilinos de forma frecuente. "A día de hoy, ya estamos teniendo cuestiones de clientes, propietarios de pisos compartidos de estudiantes o de trabajadores temporales, que se están encontrando ante eventualidades derivadas de esta situación", indica Gimeno. "Esta semana, por ejemplo, un propietario de un piso compartido se ha encontrado ante la situación de que un inquilino que debía abandonar el piso el 31 de agosto ha dado positivo en covid y se encuentra en cuarentena, por lo que no puede abandonar el piso, cuando el día 1 de septiembre debía entrar otra persona a esa habitación".

Así, este aboga por incluir en el contrato cuantos más supuestos posibles mejor. "Es una forma de que inquilinos y arrendatarios tengan acordado qué ocurrirá en caso tanto de un posible nuevo estado de alarma como de necesidades derivadas de esta pandemia, como la del caso de un posible caso positivo", reclama el mismo. "Seguramente se puedan dar situaciones que no se hayan contemplado, pero al menos que las más comunes ya estén previstas es una seguridad para ambas partes. Aun así y sobre todo en este momento lo que se pide es apelar al sentido común de ambas partes".

Etiquetas
Comentarios