Despliega el menú
Aragón

investigación

La buena cara de una mala hierba

Investigadores y empresas analizan, en el proyecto Pennyaragón, la viabilidad del pennycress para que produzca biocombustible.

El pennycress es una especie no cultivada en Europa, con un gran potencial.
El pennycress es una especie no cultivada en Europa, con un gran potencial.
Estación Experimental Aula Dei

Averiguar en qué zonas de Aragón sería viable el cultivo de variedades de pennycress es el objetivo del proyecto Pennyaragón, financiado por el Gobierno de Aragón y la UE a través de fondos Feader en el marco del PDR de Aragón, en el que participan la empresa Procase, la Cooperativa Virgen de la Oliva de Ejea de los Caballeros, Ana Olmos S.L., la Estación Experimental de Aula Dei y el Parque Científico Tecnológico Aula Dei.

El pennycress es una especie no cultivada en Europa, aunque crece de manera espontánea, y que posee una gran cantidad de aceite en la semilla (entre un 32 y un 42% en peso), lo que representa más del doble que la soja y muy similar al obtenido en colza o camelina, especies utilizadas actualmente para la producción de biodiésel.

"El aceite de pennycress presenta un alto contenido en ácido erúcico que, si bien es tóxico, lo que no permite su uso agroalimentario; le otorga un poder energético mayor que el de otros biocombustibles; además, su temperatura de solidificación es de 10 grados bajo cero, inferior a la de otros aceites, por lo que creemos que podría destinarse a biocombustibles para aviación", explica Miguel Alfonso, microbiólogo y responsable del proyecto en la Estación Experimental de Aula Dei.

El pennycress "está catalogado como mala hierba, de ahí que no se cultive en Europa, por lo que falta experiencia e información sobre su cultivo", indica Alfonso. Esto supone un cierto obstáculo ya que hay que desarrollar protocolos y estrategias de cultivo, pero desde el proyecto estiman que, una vez superado esto, el cultivo podría ser viable. La propuesta tiene un enfoque de economía circular y contempla la revalorización de subproductos generados a lo largo del proceso. Específicamente, se va a evaluar la capacidad de biocida natural contra un hongo que afecta a la borraja y que tiene el residuo de la planta tras la extracción del aceite.

Etiquetas
Comentarios