Despliega el menú
Aragón

Javier Lambán defiende que Aragón "está bien" y que es un "destino seguro" frente a la covid-19

El presidente de la DGA, Javier Lambán, ha mantenido una reunión con la Asociación de Balnearios de Aragón para hablar del futuro del sector, con el que se trabajará en un plan de apoyo, y ha recogido su petición de mediar ante el Gobierno central para extender los ERTE y proteger así los trabajadores.

Javier Lambán ha visitado este miércoles el Monasterior de Piedra y se ha reunido el sector de los balnearios de Aragón
Javier Lambán ha visitado este miércoles el Monasterior de Piedra y se ha reunido el sector de los balnearios de Aragón
MACIPE

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha defendido que Aragón "está bien" y que "es visitable". Lo ha hecho durante su visita este miércoles al Monasterio de Piedra, donde ha remarcado el gran esfuerzo que está realizando el sector turístico para ofrecer seguridad a los visitantes y evitar la propagación del coronavirus. En su visita al Monasterio, Lambán ha estado acompañado por el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y el presidente de las Cortes, Javier Sada, además de por dos senadores socialistas y representantes de alcaldes de la zona.

"Con esta nutrida representación, queremos demostrar algo que quizá el ruido mediático de las cifras de contagios ha oscurecido o ha dejado de lado. Me refiero al hecho incontestable de que en Aragón de las 33 comarcas 30 están en una situación de normalidad, comparable a las más libres de epidemia que podamos encontrar en el resto del territorio español, y se da la circunstancia de que en esas 30 comarcas se sitúan los enclaves más interesantes desde el punto de vista turístico", ha esgrimido el presidente autonómico.

Lambán ha recordado que Aragón, en verano, tiene "una potencialidad importante por sus atractivos naturales y culturales, que todos los años traen muchos visitantes". Ha agregado que aunque este año ha habido menos afluencia de turistas, hay turistas que siguen eligiendo zonas de la Comunidad para visitar como el Monasterio de Piedra.

"Queremos, con nuestra presencia, dar un respaldo al sector, darles ánimo, y queremos transmitir a la ciudadanía que estas zonas, si siempre han sido visitables, ahora es recomendable que sean visitadas, entre otras cosas porque se puede hacer con absoluta seguridad, desde el punto de vista de la salud", ha contado.

Sector responsable

El jefe del Ejecutivo aragonés ha incidido en que el turista se va a encontrar "con un sector muy responsable, que hace las cosas bien, que ha invertido con algunas ayudas de las Administraciones, pero muy a sus expensas, para poder ofrecer unas condiciones de habitabilidad de los hoteles, de estar en los restaurantes y los bares absolutamente encomiables".

El presidente de Aragón ha subrayado que la Administración, en la medida de lo posible, va a estar "al lado del sector". Así, ha remarcado que se ha puesto a disposición de los más afectados por la pandemia algunos fondos y ayudas. "El vicepresidente, Arturo Aliaga, se ha ocupado con mucho esmero y mucho mimo de atender a estos sectores", ha apuntado. Lambán ha remarcado que se está trabajando con el sector turístico en un plan de apoyo, además de recoger la petición para mediar ante el Gobierno central para extender los ERTE -expedientes de regulación temporal de empleo- y proteger a los trabajadores.

Lambán se ha reunido este miércoles con el sector de los balnearios, que "también ha sufrido un castigo muy serio" por el coronavirus. En la Comarca de Calatayud, muy cerca del Monasterio de Piedra, existen numerosos balnearios. Aragón es la segunda comunidad autónoma que más número tiene -10 en funcionamiento- y plazas hoteleras -por detrás de Galicia-, y también ocupa el segundo puesto en cuanto a facturación, con un 22 por ciento de los ingresos nacionales.

Solo cuatro de los diez balnearios de Aragón están abiertos -Panticosa, La Virgen, Paracuellos de Jiloca y el de Alhama de Aragón- y su ocupación es de entre el 50 y 60 por ciento. Está en duda la puesta en marcha del programa de termalismo a partir de septiembre y ya se plantean reducir la temporada.

Por ello, sus miras están en 2021 y reclaman el apoyo institucional para un plan de impulso para subvencionar el 20% por ciento de la estancia de los clientes, con un techo presupuestario, en la temporada baja de febrero o marzo. De los diez balnearios de Aragón, seis están en Zaragoza: en Paracuellos, Jaraba -Sicilia, Serón y la Virgen- y Alhama de Aragón -Termas Pallarés y Alhama de Aragón-; dos están en Teruel -Ariño y Manzanera- y otros dos en Huesca -Vilas del Turbón y Panticosa-. Repartidos por las tres provincias, cuentan con cerca de 3.400 plazas de alojamiento.

Según los últimos datos disponibles ofrecidos por la Asociación autonómica del sector, el negocio genera más de 1.200 puestos de trabajo directos: unos 870 empleos fijos, alrededor de 420 eventuales y una treintena de subcontrataciones. En global, la ocupación supera el 90 por ciento, con una apertura media de 311 días, que empieza con el programa termalismo- que el próximo año está en el aire. Son cien balnearios en España y en 2021 estaba previsto prorrogar el contrato de 2020.

También han indicado que los balnearios están trabajando para conseguir el sello de garantía 'Safe Tourism Certified', lo que les va a obligar a afrontar gastos de inversión y corrientes, para equipos de protección individual, guantes o mascarillas. Esto ha llevado a los balnearios a reclamar ayudas públicas para hacerles frente. Actualmente, la mayoría tienen el sello de élite de los balnearios, además de la Q de calidad.

Los balnearios están contemplados como alojamientos hosteleros, para los que el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, ha destinado seis millones de euros a pymes y autónomos cuyas actividades estén vinculadas con el sector del turismo en Aragón, que representa el nueve por ciento del PIB de la Comunidad Autónoma y está integrado por más de 8.000 empresas.

El Ejecutivo destina esta cuantía dentro de un plan de choque para el sector turístico de 10,5 millones de euros. Para los establecimientos de alojamiento hotelero, camping y restaurantes la cuantía de la ayuda a fondo perdido asciende a 1.500 euros por establecimiento en el caso de titulares autónomos y de 2.000 euros en caso de titulares pymes o autónomos que tengan trabajadores a su cargo.

Otra medida de apoyo ha sido la aprobación de una subvención para la Asociación de Balnearios de Aragón de 25.000 euros para hacer una campaña de publicidad de Balnearios seguros. Es un complemento al reparto igualitario que se ha hecho para ayudas al sector turístico.

Por su parte, la Diputación de Zaragoza contribuye con la Estrategia de Recuperación Económica y Social con 5 millones de euros, dirigidos al apoyo de pymes, autónomos y entidades de economía social de la provincia e, igualmente, para los del sector turístico. También destina fondos para la creación de empleo y al ámbito cultural.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios