Despliega el menú
Aragón

Agroseguro comienza a pagar 5 millones en indemnizaciones por daños en los herbáceos

Aragón, una de las principales productoras de cereal, ha sido una de las comunidades más afectadas por el pedrisco.

Campo de cereal en Huesca dañado por una tormenta de pedrisco a comienzos del mes de junio.
Campo de cereal en Huesca dañado por una tormenta de pedrisco a comienzos del mes de junio.
Heraldo

Agroseguro comenzó este jueves a hacer efectivas las indemnizaciones a los cerealistas que tenían aseguradas aquellas parcelas que han sufrido daños por las adversidades climáticas durante esta campaña. Serán un total de 5 millones de euros los que, según el ‘pool’ asegurador, recibirán los afectados de Aragón, una de las comunidades en las que se han producido más siniestros, solo superada por Castilla y León, donde las indemnizaciones ascienden a 8,7 millones de euros, y seguida de Castilla-La Mancha, cuyos pagos ascienden a 2,7 millones de euros

Son estas tres comunidades autónomas, que además son tres de las zonas productoras de cultivos herbáceos más importantes del país, las que acumulan el 70% del total de las indemnizaciones pagadas hasta el momento, señalaron desde Agroseguro, que abonará a partir de ahora 23,2 millones de euros en indemnizaciones. La cifra supone un 70% del total de las previstas para este cultivo, mientras que el resto de los pagos, hasta su finalización se irán realizando a medida que se vayan alcanzando los finales de garantías.

Un 2020 convulso

Desde el sistema español de Seguros Agrarios Combinados recordaron que este 2020 está registrando "un comportamiento meteorológico convulso", en el que se han producido siniestros de gravedad en todo el territorio español. Los daños comenzaron en el mes de enero, con el paso de la borrasca Gloria. Llegaron después varios temporales y durante la primavera y en lo que llevamos de verano está siendo habitual una actividad tormentosa "muy intensa", con reiterados pedriscos que están afectando a numerosas producciones agrícolas, especialmente herbáceos, pero también, y es significativo en Aragón, en los cultivos de fruta dulce.

En el caso de los cereales, el clima ha sido el aliado, principalmente, pero también el enemigo. De hecho, los cultivos registraron una buena nascencia, y las suaves temperaturas primaverales, que llegaron acompañadas de abundantes lluvias favorecieron el buen desarrollo de los cultivos. Eso explica los "excelentes" rendimientos -como los ha calificado el sector- que se han obtenido especialmente en el secano y que han propiciado una cosecha "histórica" que se estima alcanzará en la Comunidad los 3,3 millones de toneladas y los 26,7 millones en el conjunto del país.

La cifra podría haber sido mayor si no hubiera sido por los daños causados por los pedriscos y las lluvias persistentes, que incluso han originado inundaciones en algunas zonas productoras. También se contabilizan importantes pérdidas originadas por la fauna, y más concretamente por la plaga de conejos, señaló Agroseguro, que detalló que los cereales de invierno es el cultivo que mayores siniestros ha presentado porque es también el cultivo más extendido. De hecho, en Aragón ocupa más de 800.000 hectáreas repartidas por las tres provincias aragonesas, en las que la cebada es la producción principal.

Etiquetas
Comentarios