Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Un novedoso sistema de códigos QR en los bares de Benasque

La cafetería La Cumbre y el bar Cregüeña estrenan un control de acceso en su entrada mediante unas máquinas que no exigen DNI ni nombre, únicamente acercar el teléfono.

Terraza de la cafetería La Cumbre y detalle del cartel a las puertas.
Terraza de la cafetería La Cumbre y detalle del cartel a las puertas.
Heraldo.es

“Hace dos semanas que los instalamos y la verdad es que funcionan muy bien y no hemos tenido queja alguna”, dice Jesús Iglesias, responsable de la cafetería La Cumbre y del bar Cregüeña, ambos en Benasque, donde han sido pioneros en instalar unos sistemas QR para registrar el acceso a sus establecimientos. Basta con que el cliente pase su teléfono con lector por el código de la puerta “y ya no tiene que hacer nada más”, explica, dado que en Aragón no es necesario anotar ni el DNI ni el nombre del usuario como sí lo exigen otras comunidades. “Al final, lo de dar el teléfono lo haces también cuando reservas una mesa en un restaurante”, dice Iglesias, que ha colocado unos códigos QR que, conforme entran clientes al local, registran el teléfono y la fecha y la hora de acceso, “por si la autoridad sanitaria lo requiriera”.

“El invento lo trajimos de Galicia, donde lleva ya funcionando un tiempo en distintos establecimientos hosteleros”, explica Iglesias, aludiendo a la empresa ACTVTools, que ha sido la creadora del sistema. Poco a poco ha ido proliferando por las distintas regiones, pero siempre adaptándose a la legislación de cada territorio. Los expertos consideran que es la forma “menos invasiva” de registro y ponen el acento en que los datos de los números de teléfono han de destruirse (la máquina lo hace automáticamente) cada 28 días, esto es, cuatro semanas tal y como marca la ley.

“Creo que ayuda y agiliza el proceso de los rastreadores. Si de pronto un positivo recordara que ha estado en nuestro bar, las autoridades sanitarias tendrían a su disposición los teléfonos de las personas con las que ha podido tener contacto en el interior del establecimiento”, explica. Entre otras ventajas, “este sistema de registro evita que tenga que haber una persona en la puerta controlando el acceso y, también, que se compartan bolígrafos o libretas”, explican desde la empresa gallega, donde subrayan que “el acceso es más fluido porque se evitan colas y también el contacto físico con los responsables del local”. ACTVTools ha instalado este tipo de máquinas en Vigo, Santander y muchos otras localidades de la cornisa norte y, si los rebrotes de la pandemia continúan, es de suponer que la proliferación del invento alcanzará también las grandes capitales. “El sistema puede implantarse en el mismo día y no necesita que los clientes se descarguen ninguna aplicación”, informan. 

Etiquetas
Comentarios