Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Los hospitales reorganizan los servicios para modificar lo mínimo el calendario vacacional

La gerencia del Sector II avanzó ayer a la junta de personal cómo se va a aplicar la instrucción aprobada por el Salud.

MInuto de silencio en el Miguel Servet
MInuto de silencio en el Miguel Servet
Laura Uranga

Los hospitales han comenzado a reorganizar sus unidades y servicios para poder atender la presión asistencial derivada de la pandemia de la covid e intentar modificar lo mínimo posible el calendario vacacional a pesar de la falta de personal por las vacaciones de verano y por la imposibilidad de contratar a más profesionales. La bolsa de enfermeros está a cero, lo que dificulta el poder suplir las vacantes. Para hacer frente a este problema, el Salud emitió el martes una resolución que permite a las gerencias de los sectores sanitarios y del 061 modificar los turnos y fechas de vacaciones de la plantilla, garantizando al menos 15 días de fiesta y priorizando a aquellos que combatieron el coronavirus en primera línea.

La gerencia del Sector II, que tiene al hospital Miguel Servet como centro de referencia, se reunió este miércoles con la junta de personal para abordar esta nueva medida. Desde el sindicato CSIF, Evangelino Navarro explicó al término del encuentro que si la pandemia se contiene "no sería necesario en el Servet ni modificar ni cambiar vacaciones", aunque todo dependerá de cómo evolucione el virus y de cómo se comporte la población, en el sentido de extremar las medidas de protección y distanciamiento social. Por su parte, la presidenta de Satse, Pilar Navaz, destacó que la orden respecto a las vacaciones "se ha hecho en previsión de que empeoren las cosas", por lo que hay que ir viendo cómo se va comportando el virus de cara a tomar posibles decisiones. Desde UGT, la secretaria del sector de Sanidad, Elena Lahoz, criticó que "no se haya dado participación a las organizaciones sindical”es puesto que se trata de una aplicación inusual del pacto y porque deja cosas en el aire, como qué sucederá en caso de no poderse disfrutar en el año natural las vacaciones". Ante la escasez de enfermeras en el sistema sanitario, Navaz adelantó que ya trasladó al Salud en la Mesa Sectorial la posibilidad de ofrecer incentivos, relacionados con facilitar el alojamiento, para atraer a más profesionales a Aragón. En este sentido, relató que hay enfermeras andaluzas que se podrían acoger a esta medida, "que tendría también un efecto llamada" para intentar captar a más trabajadores. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, se refirió también a la falta de enfermeros y adelantó que se liberarán a profesionales de este colectivo de labores diferentes "para que se dediquen a unas tareas más adecuadas para su funcionamiento". Al mismo tiempo, indicó que "cada centro gestionará estos cambios en función de sus necesidades".

Carmen Rodríguez, en representación de FTPS –que agrupa a SAE y TCAE–, dijo que, por el momento, el personal de técnicos de cuidados auxiliares de enfermería no verá afectado su calendario vacacional "debido a que existen en esta categoría 80 contratos por débito horario, de los cuales se utilizarán 20 para cubrir las necesidades asistenciales de los servicios covid".

Reincorporación de jubilados

Con la idea de poder contar con el máximo número de profesionales ante posibles necesidades del sistema, el Servicio Aragonés de Salud va a publicar una orden por la que se permite la reincorporación al servicio activo de aquellos profesionales sanitarios en situación de jubilación que hubiesen prestado servicios para el Salud y no hayan cumplido 70 años. El Salud priorizará su incorporación en los centros de Atención Primaria, ejecutando funciones relacionadas con la atención a la covid, incluido el seguimiento de casos y contactos.

Los colegios profesionales apoyaron ayer esta iniciativa. "En estos momentos es necesario echar una mano en todo lo que se pueda", reconoció la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer, al tiempo que detalló que ya están trabajando para elaborar un listado de voluntarios que posteriormente facilitarán al Salud: "En la anterior ola, un total de 83 profesionales de menos de 68 años mostraron su disposición. Ahora estamos haciendo una nueva ronda de contactos para saber quién estaría interesado en colaborar". Desde su punto de vista, estos profesionales pueden desempeñar laborales de rastreo y otras fundamentales como es el seguimiento de los casos asintomáticos –función que se prevé que lleven a cabo–: "Estas personas tienen que sentirse controladas para que así les disuadan de salir a la calle".

Por su parte, desde el Colegio de Enfermería de Zaragoza también trabajan en estos momentos en un listado de posibles voluntarios. "Nosotros estamos a disposición del Salud al igual que lo estuvimos en marzo", recordó el presidente Juan José Porcar. Asimismo, recalcó que durante el brote anterior alrededor de 40 enfermeros jubilados se incorporaron de manera voluntaria a diversos servicios como el 061.

Etiquetas
Comentarios