Despliega el menú
Aragón

covid-19

La DGA, condenada por tercera vez por no facilitar equipos de protección a los sanitarios, ahora de Zaragoza

El Gobierno de Aragón ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Varios profesionales sanitarios del Centro de Salud de Utebo con los trajes de protección que se han fabricado para protegerse del coronavirus.
Varios profesionales sanitarios del Centro de Salud de Utebo con los trajes de protección que se han fabricado para protegerse del coronavirus.
HA

El Gobierno de Aragón vuelve a sufrir un nuevo varapalo judicial relacionado con los equipos de protección individuales (epi) para los sanitarios. Tras las sentencias dictadas por los juzgados de Teruel y Huesca, el de Zaragoza ha vuelto a condenar al Ejecutivo autonómico por no facilitar epi a los profesionales. Esta sentencia se produce tras la denuncia presentada por el sindicato Fasamet al inicio de la pandemia y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha anunciado este miércoles la intención de recurrirla. 

El magistrado declara que tanto la DGA como el Servicio Aragonés de Salud y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) han vulnerado los derechos de los trabajadores públicos -referidos a los grupos de médicos y enfermeros- de la provincia de Zaragoza en materia de prevención. Por ello, señala, condena a estas Administraciones a proporcionar a los empleados públicos sanitarios los epi adecuados por "riesgo de exposición ante el agente biológico virus SARS-CoV-2 y el riesgo de contagio o infección desarrollando la enfermedad covid-19 y, a reponerlos cuando sea necesario". 

La sentencia también rechaza "la fuerza mayor alegada" por la Administración demandada como causa de "exoneración de su responsabilidad" y acoge el argumento presentado por Fasamet y del Ministerio Fiscal de que la epidemia era previsible y se debía haber hecho acopio antes: "Su conducta omisiva en cuanto denota la falta de acopio o almacenaje e insuficiente aportación de epis para su personal y ha supuesto durante un determinado periodo de tiempo". La sentencia hace referencia concreta al médico de atención primaria que falleció a causa de la covid-19 y a los "numerosos" sanitarios que han tenido un resultado positivo. 

El fallo hace referencia a la situación que se vivió en los meses de marzo y abril, cuando los profesionales no fueron provistos de materiales de protección y llegaron a tener que fabricarlos ellos mismos. Una situación que se fue solventando durante las semanas siguientes, especialmente, cuando se produjo un descenso de casos positivos. Repollés ha destacado este miércoles que actualmente están preparados para que esta situación "no vuelva a ocurrir". Asimismo ha confirmado que se recurrirá puesto que no se está de acuerdo con la redacción, que asegura que se esta pandemia era "previsible". "Nuestra voluntad es que, en ningún momento, ningún profesional sanitario tenga déficit de material de protección", ha recalcado. 

No obstante, esta resolución llega tras las emitidas por el Juzgado de lo Social de Teruel y Huesca, el 4 y 24 de junio respectivamente, y en medio de un nuevo rebrote de casos positivos en los centros hospitalarios y también en atención primaria. Una situación por la que desde el sindicato Fasamet reclamaron equipos de protección, pruebas y refuerzo de plantillas. 

Etiquetas
Comentarios