Despliega el menú
Aragón

Los trabajadores sociales piden que no se culpe a los temporeros del foco de covid sino a la pobreza

El Colegio de Trabajadores Sociales asegura que la situación del mercado de trabajo, las condiciones de vida y la pobreza estructural son el foco de contagio del coronavirus y piden soluciones a las administraciones y, a la ciudadanía, que no se deje arrastrar por actitudes xenófobas.

Varios voluntarios reparten comida a temporeros en Lleida este jueves.
Varios voluntarios reparten comida a temporeros en Lleida este jueves.
Ramón Gabriel/EFE

El Colegio Profesional de Trabajo Social ha emitido un comunicado incidiendo en que las personas que vienen a las campañas agrícolas no son el foco de contagio del coronavirus. Los trabajadores sociales han mostrado su rechazo a la culpabilización que se está produciendo de las personas migrantes en los últimos rebrotes de coronavirus. 

"Sabemos que estos rebrotes se producen cuando hay una gran confluencia del número de personas sin respetar las medidas de prevención recomendadas desde las administraciones sanitarias. Sin embargo, en este caso, añadimos un condicionante: la situación de pobreza"-explican desde el Colegio de Trabajadores Sociales-. "Esta situación hace que el reproche social y las actitudes racistas y xenófobas se disparen hacia las personas migrantes. Pero lo que hay detrás es un acto de aporofobia (Repugnancia o temor a la pobreza y a toda aquella persona que es pobre).

"La situación de los temporeros se conocía desde hace mucho tiempo"

Desde el conocimiento que los trabajadores sociales tienen de las situaciones que vive un amplio sector de la población, el comunicado señala: 

Que la "situación en la que viven los llamados temporeros, personas que vienen a trabajar en la recogida de la fruta en muchos de nuestros pueblos, se conocía desde hace mucho tiempo". Años antes del comienzo de la pandemia. Añade que "desde la administración y los poderes públicos no se ha previsto con antelación ni se ha hecho suficiente por atajar esta problemática".

Infraviviendas y miedo a perder el trabajo

Además inciden en que al comienzo de la pandemia se llamó la atención acerca del hecho de que muchas personas no iban a poder aislarse ni respetar las recomendaciones sanitarias en caso de contagio debido a las características de sus viviendas. En muchos casos infraviviendas o viviendas con situación de hacinamiento y sin espacios para aislarse del resto de convivientes y añaden que la situación de necesidad hace que no se puedan permitir ir al médico al primer síntoma de malestar, que prima sobre todo ir a trabajar, "acuden al médico cuando no pueden más".

Piden soluciones

El Colegio de Trabajadores Sociales insiste en que la responsabilidad de que existan estas situaciones es de todo el conjunto de la sociedad. "Los empleadores deberían proporcionar un sitio digno para vivir, incluso para poder realizar el aislamiento si se hace necesario. En su defecto se debería ofrecer solución habitacional por parte del sistema público. 

Aseguran que la situación de pobreza siempre ha sido un factor de riesgo muy importante en salud pública y que se debería tener mucho más en cuenta a la hora de plantear y estructurar los protocolos de actuación y añaden que el mercado laboral español "está completamente precarizado con un 16% de personas trabajadoras pobres, es decir, que cobran menos de 8.400€ anuales". (Datos de 2019). Muchos temporeros ni llegan a esas cifras.

Llamamiento 

El Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón hace un llamamiento para acabar con esta situación y plantean varias propuestas:  

• Que desde las administraciones públicas se realice un trabajo integral, preventivo que ataje  la situación de las personas migrantes que unos meses al año andan por nuestra tierra realizando un trabajo que de otra forma nadie más haría.

• Que se garantice la asistencia sanitaria universal, a todas las personas que están en nuestra tierra.

Que se se redoblen las labores de vigilancia por parte de las inspecciones de trabajo y se asegure el pago de un salario justo así como la vigilancia estrecha que erradique la intermediación de las mafias que en ocasiones actúan en nuestro territorio.

Que se acabe de una vez con las regularizaciones por arraigo que obliga a seres humanos a intentar subsistir en la irregularidad durante 3 años en nuestro país

• Piden también a los medios de comunicación que se dejen de realizar seguimientos de corte sensacionalista de este tipo de noticias y que realicen un análisis previo del porqué de las situaciones que se nombran. Además, añaden:" les invitamos a que sean agentes de cambio sensibilizando a la población y aportando información veraz y crítica"

• Y piden a la ciudadanía en general un ejercicio de empatía con la situación de estas personas. Que entiendan sus miedos al verse rodeados de policía, con la barrera idiomática, sin llegar a comprender qué pasa realmente y la necesidad de esconderse o huir ante una posible detención o confinamiento porque eso les hará no poder tener ningún ingreso y probablemente no poder comer.

Etiquetas
Comentarios