Despliega el menú
Aragón

Antiguos pisos reconvertidos en viviendas passivhaus de alquiler asequible para 16 familias en Teruel y Alcañiz

Su adjudicación será mediante sorteo entre personas que no puedan acceder a una vivienda en el mercado libre. Su precio se sitúa entre los 190 euros al mes de Teruel y los 215 en Alcañiz. El plazo para solicitarlas finaliza el 23 de agosto.

Teruel
Vista de una parte del casco urbano de Alcañiz
Laura Uranga

El Dirección General de Vivienda del Gobierno de Aragón ha concluido la rehabilitación de diez viviendas en Teruel y otras seis en Alcañiz, destinadas al alquiler asequible, y que requerirá que sus futuros inquilinos "aprendan a utilizarlas" para sacar el máximo provecho a los criterios medioambientales que se han aplicado.

Se trata de las antiguas viviendas de los peones camineros, ubicadas en los parques de maquinaria de ambas ciudades, y que se han rehabilitado bajo el estándar Passivhaus de eficiencia energética y consumo energético casi nulo y de accesibilidad, como ha explicado en rueda de prensa el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro.

Son las primeras viviendas en Aragón que han obtenido por tanto la certificación enerphit, que acredita los mejores niveles de confort y salud porque "se reduce al mínimo el consumo de energía y calefacción".

La inversión, que ha ascendido a un millón de euros en el caso del edificio de Teruel y a 750.000 en el de Alcañiz, ha sido financiada al 50 % con cargo a los fondos de Inversión de Teruel de 2016 y 2017 y por el Gobierno de Aragón.

De las diez viviendas de Teruel, con una superficie útil en torno a 67 metros cuadrados, tres se destinarán a personas menores de 35 años; dos a familias numerosas; otras dos a familias monoparentales con hijos menores a su cargo, otras dos a mayores de 62 años y una para personas de movilidad reducida.

Cada una de las viviendas de Alcañiz, con una superficie de 78 m2 útiles de media, se repartirán con los mismos criterios, con excepción de las destinadas a los menores de 35 años, que podrán acceder a dos pisos.

Requisitos

Se trata, ha subrayado Soro, de pisos dirigidos a personas que no se encuentran en situación de vulnerabilidad pero tampoco pueden acceder a una vivienda en el mercado libre y a las que se les proporciona un alquiler a un precio asequible.

Por tanto, los adjudicatarios deberán cumplir una serie de requisitos con unos límites de ingresos de 1,5 veces el IPREM (807 euros) como mínimo y de 2,5 veces (1.345 euros) como máximo que se ponderarán según el número de miembros de convivencia.

La renta, calculada en función del número de metros cuadrados, oscilará, según ha explicado Soro, entre los 190 euros al mes de Teruel y los 215 de Alcañiz, "muy por debajo" de la renta media en dichas localidades, y a la que se sumarán 60 euros de gastos de comunidad, incluidos los gastos energéticos, y siempre que no supere el 30 % de los ingresos de la unidad de convivencia.

El BOE publica este miércoles la orden por la que regula el procedimiento de adjudicación en régimen de alquiler, que será mediante sorteo para garantizar la igualdad de condiciones en el acceso.

La solicitud podrá presentarse en cualquier registro del Gobierno de Aragón mediante cita previa a partir de este jueves y hasta el 23 de agosto, fecha a partir de la que se elaborará una lista provisional de admitidos y se abrirá un plazo de alegaciones antes de publicar la lista definitiva.

El objetivo, según el consejero, es poder llevar a cabo el sorteo en el mes de noviembre.

Al ser viviendas de consumo energético casi nulo, requieren un conocimiento para que se usen adecuadamente por lo que los arrendatarios tendrán que participar en un mínimo de cinco sesiones informativas para aprender a usar la climatización mientras que desde la administración se realizará un acompañamiento y seguimiento para comprobar mediante inspecciones periódicas que se realiza un uso correcto del piso. 

Etiquetas
Comentarios