Despliega el menú
Aragón

Agricultura

Cebolla Fuentes de Ebro prevé una cosecha de 5 millones de kilos

La denominación de origen aragonesa, que ya ha iniciado la recolección, prevé una producción "de buena calidad".

Los agricultores integrados en la D. O. Cebolla Fuentes de Ebro ya han comenzado la recolección.
Los agricultores integrados en la D. O. Cebolla Fuentes de Ebro ya han comenzado la recolección.
D. O. Cebolla Fuentes de Ebro

La cebolla dulce de Fuentes, esa que luce la etiqueta negra de la única denominación de origen de esta verdura que existe en Europa, ya está en los mercados. Los agricultores y las empresas que integran la D. O. aragonesa han comenzado la recolección del cultivo que se extiende por alrededor de 150 hectáreas en los municipios de Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera, Pina, Quinto y Villafranca de Ebro. Las previsiones son "optimistas", destaca el presidente del consejo regulador, Daniel Molina, que calcula que la producción rondará los cinco millones de kilos. Es, sin embargo cauto, y reconoce que la cifra podría ser algo inferior y situarse más cercana a los 4,5 millones de kilos porque la primavera ha sido excesivamente lluviosa y ha provocado "algunos problemas de hongos". Pese a todo, la denominación de origen está satisfecha con "las buenas expectativas" de cosecha, tanto en cantidad como en calidad, siempre y cuando, explica su presidente, las condiciones del clima acompañen durante la recolección que se prolongará hasta comienzos de septiembre.

Las cifras son similares a las del pasado año, pero se han conseguido, como recuerda Molina, en una circunstancias "muy complicadas" marcadas por la incertidumbre que ha generado la crisis sanitaria. Molina asegura que durante el confinamiento se han realizado las labores de seguimiento y control del cultivo, eso sí, tomando las más estrictas medidas sanitarias y de transporte. "La prevención ha funcionado y no hemos tenido problemas", explica el máximo representante de la D. O., que detalla que en la recolección de la cebolla no se necesita tanta mano de obra como en la campaña de fruta. De hecho este año, la denominación decidió no contratar temporeros hasta el momento justo de la recolección, y los que trabajan en estos momentos "están con nosotros todo el año y son de la zona", detalla.

La producción de la denominación aragonesa, que estará en los mercados hasta final de año, tiene la mirada puesta en el mercado nacional, ya que su objetivo es conquistar aquellas zonas del país donde "todavía es muy desconocida y además se lleva al consumidor la confunde con otros productos con los que intentan evocar la marca", insiste Molina. Por eso, el presidente del consejo regulador advierte a los ciudadanos de que la auténtica Cebolla de Fuentes de Ebro, "de sabor suave, tierna, crocante, jugosa, digestiva, de escaso picor y con ausencia o leve retrogusto", es aquella que luce la característica etiqueta negra, y que solo puede consumirse entre los meses de julio a diciembre.

Nuevos formatos

La denominación aragonesa, que trabaja desde hace años en un proyecto de investigación para prolongar la comercialización de su producción, lanzará al mercado el próximo mes de septiembre dos nuevas presentaciones.

"Vamos a comercializar cebolla pelada, cortada y lista para su consumo y una apuesta importante por la quinta gama con la cebolla caramelizada", explica Molina, que detalla que esta estrategia responde a la necesidad e "abrir nuevas posibilidades y llegar a más consumidores".

Etiquetas
Comentarios