Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Las reservas turísticas sufren las primeras cancelaciones en Zaragoza y Huesca por el regreso a la nueva fase 2

El sector del turismo rural recuerda que los principales puntos de atracción como el Pirineo son "un destino seguro" ya que quedan fuera de la zona del retroceso.

Fotos de la pradera de Ordesa el primer fin de semana de la fase 3/DGA [[[FOTOGRAFOS]]]
Ordesa ha sido uno de los destinos más visitados desde que empezó la desescalda.
DGA

La reservas turísticas empiezan a resentirse tras el regreso de Zaragoza y Huesca capital a la fase 2 de la desescalada, aunque flexibilizada, por el aumento de casos de covid-19. La decisión ha sido un golpe para la hostelería y el turismo aragonés. Afecta a "la  reputación de un destino que ha dado un gran paso atrás", han apuntado los hosteleros zaragozanos, oscenses y turolenses agrupados en la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (CEHTA), en un comunicado conjunto. En él han afirmdo que se han producido "decenas de cancelaciones en alojamientos", fundamentalmente en los relacionados con los entornos de las comarcas y las dos capitales afectadas que suman 23 municipios, "pero con consecuencias globales".

Entre los destinos de turismo rural "se ha anulado alguna reserva, sobre todo, de gente de otras comunidades, que al regresar a la fase 2 Zaragoza se lo piensa", reconoce Jesús Marco, presidente de Faratur, Asociación Aragonesa de Turismo Rural.

Este efecto ya se produjo tras el primer rebrote en la franja con Lérida. "Anularon hasta en el Pirineo, que no tiene nada que ver", lamenta. Pese a que el paso atrás afecta al 70% de la población, añade que la gente "no se da cuenta de que es solo un 10% o menos del territorio de Aragón".  Han recibido anulaciones de Madrid, Barcelona o Castilla y León de personas "que solo conocen Zaragoza, y Aragón les suena a Zaragoza".

Menos visitantes desde Zaragoza

En esta primera quincena de julio afirma que "los pueblos están a tope" de visitantes. Sin embargo, "no hemos llegado ni con mucho a una media del 20% de ocupación y van a caerse reservas", lamenta. Y agosto "está muy flojo". "La gente se lo está pensando mucho. Estamos en un 20% o 25%", frente al 50% o 60% de un mes de agosto normal, ya que suele haber muchas reservas de última hora. Solo se encuentran llenas "las casas rurales que tengan piscina y barbacoa". Cuenta con que se reduzcan las llegadas desde Zaragoza, "que es el gran emisor".

"Este mes de julio los fines de semana están siendo bastante buenos y entre semana más flojos porque hay una serie de eventos importantes que no se han hecho", explica José María Ciria, presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB). Coincide en recalcar que el retroceso a la fase 2 queda lejos de las zonas de turismo rural y de naturaleza que ofrece Aragón. "Aunque afecte al 70% de la población, la zona turística más importante de Aragón que es el Pirineo es un destino seguro". E incluye también al Prepirineo y Teruel. "La gente puede venir perfectamente a estar relajada y tranquila", afirma.

Sin embargo, reconoce que "agosto ya no es el que teníamos previsto. Ya hay anulaciones". Lamenta que con el aumento de las contrataciones por internet no haya oportunidad de explicar a los clientes la situación, aunque siguen recibiendo muchas llamadas telefónicas para pedir información. "Era muy optimista para este verano pero ahora el optimismo empieza a decaer. El problema es que se anulan reservas y no se mueven", confiesa.

Queda esperar a los visitantes de última hora, que cree dependerán de cómo vaya evolucionando la enfermedad y si se avanza en encontrar una vacuna para la enfermedad. "Firmaría por que se quedara agosto como está", asegura Ciria.

"Verano raro"

"Está siendo un verano muy raro", confiesa Paz Agraz, desde la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe. Hasta ahora afirma que "de afluencia de turismo estamos bastante bien, e incluso mejor que los últimos veranos para estas fechas". Pero se ha empezado a recibir alguna cancelación. Asegura que "siguen entrando reservas para este mes, hay gente que se asusta con este tipo de noticias y otras que entienden la situación y quieren venir".

Entre los visitantes de esta comarca oscense ya han acudido los propietarios de segunda vivienda, que este año han empezado a ir antes los fines de semana, y franceses que llegan a través del túnel de Bielsa. Entre sus asociados de esta última localidad, Aínsa, Abizanda, Boltaña o San Juan de Plan afirma que se mantiene la ocupación al 80% entre julio y agosto. "Ya veremos lo que pasa mañana".

El sector coincide en la necesidad de ser prudentes para tratar de frenar los contagios de la enfermedad. "Hay que tener respeto por el tema sanitario", apunta Marco, que recalca la "fragilidad" del medio rural frente a la pandemia por el envejecimiento de la población y unos servicios sanitarios "que no están preparados para masificaciones".

"El Gobierno de Aragón está reaccionando muy bien porque hoy por hoy lo más importante es evitar grandes rebrotes y volver a un estado de pandemia con estas medidas drásticas. Con un cierre entraríamos en una situación catastrófica", añade Agraz.

Pese a esta comprensión, la patronal CEHTA afirma que "sigue sin entender" y muestra el "enfado generalizado" con muchas de las medidas restrictivas porque "afectan enormemente al sector más tocado de esta crisis".

"Año muy complicado"

"Ha sido un año muy complicado", concluye Marco. La situación de algunos establecimientos de turismo rural es más difícil porque tras aprobarse el año pasado una nueva normativa autonómica, "se metieron en gastos para adecuar las casas a la calidad que se quería dar". Para amortizar la inversión no han tenido ni la Semana Santa ni los posibles puentes. "Eso se ha caído", pero los créditos que pidieron siguen pendientes.

La actualidad del coronavirus, minuto a minuto.

Toda la información sobre la enfermedad, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios