Despliega el menú
Aragón

covid-19

Los sanitarios aragoneses, entre los que peor valoran la gestión de su Comunidad de la pandemia

Los profesionales de Aragón califican con un 3,6 la gestión de la Consejería, la tercera peor nota del país, según una encuesta del Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria.

Protesta de sanitarios ante el Miguel Servet
Protesta de sanitarios ante el Servet pidiendo la dimisión de la entonces consejera Pilar Ventura.
Laura Uranga

Los profesionales sanitarios ponen un suspenso la gestión que se ha hecho de la pandemia del coronavirus desde la Comunidad. Según una encuesta del Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria, los profesionales que han liderado la lucha contra la covid-19 ponen un 3,6 sobre 10 a la respuesta que ha dado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón. Se trata de la segunda peor nota del país, solo por detrás de la que reciben Castilla-La Mancha y Madrid y empatada con la de la Comunidad Valenciana.

El malestar de los sanitarios aragoneses acabó en los tribunales, donde ya ha habido al menos dos sentencias en las que se ha condenado al Gobierno de Aragón por no actuar con la debida diligencia para protegerlos, tras las denuncias de la Federación Aragonesa de Sindicatos y Asociaciones de Médicos Titulares y de Atención Primaria (Fasamet).

La encuesta recoge los datos obtenidos en 2.495 profesionales sanitarios, 139 de ellos aragoneses. El 71% fueron médicos, por un 17% de enfermeros y un 13% de otras especialidades. Según estos datos, los sanitarios suspenden la gestión de sus respectivos sistemas de salud en todas las comunidades menos en La Rioja, Asturias, Murcia y Andalucía. La nota media que se llevan las consejerías es de un 4,2.

En el caso de Aragón, lo que lastra los resultados de la Comunidad es la adquisición de material. Los profesionales sanitarios aragoneses son los que peor valoran este aspecto, junto con los de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid.

Una de las denuncias más generalizadas entre todos ellos a nivel nacional fue la falta de recursos que las administraciones han puesto a su disposición durante la pandemia (test, equipos de protección…). El 71,5% los consideraron insuficientes y un 20% consideró que solo hubo una respuesta adecuada en este sentido tras la declaración del estado de alarma. El 73% de los encuestados, además, considera que tampoco se habilitaron los recursos suficientes para identificar a los pacientes con covid-19.

El aspecto peor valorado por los encuestados es la política de compras que llevaron a cabo las administraciones. Casi la mitad de los profesionales sanitarios le ponen una nota de 1, 2 o 3 sobre 10, mientras que menos de un 10% lo califica con alguna de las tres mejores notas.

Algo mejores son las valoraciones que se hacen de la respuesta de los servicios de atención primaria (la suspenden menos del 30% de los sanitarios) y la de los hospitales (le dan menos de un 5 el 32%).

Por otro lado, los profesionales sanitarios consultados consideran que la crisis ha impulsado la utilización de la telemedicina (lo suscribe el 82,3%), mientras que el 68,5% cree que también se ha progresado en el trabajo en equipos multidisciplinares.

La encuesta también recoge preguntas abiertas. Por ejemplo, se les ofrece poner qué creen que ha funcionado bien. La respuesta más habitual (8,5%) fue “nada” o “casi nada”, seguida de la “capacidad de autorganización” (7,3%) y el “trabajo en equipo” (6,7%). Sobre lo que ha funcionado mal, la respuesta más habitual es, una vez más, la “falta de recursos materiales” (39,2%), seguida de la gestión en el ámbito político (24%) y el retraso en la adopción de medidas (14%).

Etiquetas
Comentarios