Despliega el menú
Aragón

Podemos Aragón estudia sancionar a dos diputadas por usurpar el voto de grupo

Maru Díaz ha asegurado: "Esas dos cosas son muy graves; en un partido serio como el nuestro no se pueden consentir y están reglamentadas dentro de los órganos pertinentes las acciones que hay que llevar a cabo en este momento".

La diputada de Podemos Equo y cabeza de Primavera Morada, Itxaso Cabrera.
La diputada de Podemos Equo y cabeza de Primavera Morada, Itxaso Cabrera.
EP

Podemos Aragón estudia sancionar a dos diputadas en las Cortes, Itxaso Cabrera y Erika Sanz, por saltarse en la sesión plenaria de este jueves la disciplina de voto y usurpar el de sus compañeros de grupo parlamentario que tenían delegado.

La secretaria general de Podemos Aragón, Maru Díaz, ha explicado que las dos diputadas desacataron una orden de voto acordado en el grupo parlamentario con la que provocaron que el decreto-ley del Gobierno de Aragón cuatripartito para establecer una prestación aragonesa complementaria al ingreso mínimo vital se tramitara finalmente como proyecto de ley, aunque ha aclarado que no afecta en nada a la percepción de esa prestación.

En declaraciones a los medios en las Cortes, Díaz ha insistido que ambas se saltaron la orden de voto dada por el portavoz del grupo parlamentario, en consonancia con una reunión previa con el Gobierno, en nombre además de otros compañeros de grupo sin haberles pedido consentimiento para modificar el voto.

"Esas dos cosas son muy graves; en un partido serio como el nuestro no se pueden consentir y están reglamentadas dentro de los órganos pertinentes las acciones que hay que llevar a cabo en este momento", ha enfatizado, y ha anunciado que se va dar traslado al Consejo Ciudadano autonómico y a la Comisión de Garantías recientemente creada en Aragón para que traten el asunto.

Díaz, que no ha podido hablar con las diputadas, ha insistido en que usurpar el voto del grupo que tenían delegado es una falta "muy grave" y, según el reglamento del procedimiento sancionador y régimen disciplinario estatal del partido, ese tipo de infracciones pueden conllevar la inhabilitación para el desempeño de cargos en el seno del partido o en representación de éste durante un periodo de entre uno y cuatro años, la suspensión de afiliación de entre tres meses y un año o la expulsión de Podemos.

Díaz ha dejado claro que los representantes públicos de Podemos se deben a la ciudadanía y a las bases, que por dos veces consecutivas han avalado la acción de la formación en el Gobierno de Aragón y quieren estabilidad en la comunidad, y "eso no se lo puede usurpar nadie, ni se lo puede robar nadie".

En todo caso, ha indicado que ha hablado de este asunto con los socios de Gobierno, con los que asegura que mantiene una comunicación "muy fluida". "No podemos generar una crisis de Gobierno por esto; eso está por encima de todo lo demás", ha enfatizado Díaz.

Etiquetas
Comentarios