Despliega el menú
Aragón

el efecto de la covid-19

Ochenta presos de la cárcel de Zuera se quedan confinados tras dar uno positivo

El interno fue trasladado el pasado miércoles a la cárcel de P0nent (Lérida) y ayer les comunicaron que tenía el virus tras hacerle la prueba PCR.  

La UME desinfecta la prisión de Zuera y los CIS de Huesca.
UME desinfecta la prisión de Zuera y los CIS de Huesca.
UME

Alrededor de los ochenta presos del módulo 3 de la prisión de Zuera se quedarán confinados durante quince días después de que ayer por la mañana les comunicó el positivo de la covid-19 de un interno en la prueba PCR que le hicieron en la cárcel de Ponent (Lérida), donde lo llevaron el pasado miércoles.

El módulo 3 ha quedado aislado sanitariamente y además dos presos que compartieron la celda con el que fue trasladado a Lérida (uno antes de su salida y el otro que ocupó su vacante) fueron enviados ayer al módulo 11, que se ha empleado durante el estado de alarma para otros confinados, para tenerlos separados al resto de los presos. Además, les practicaron una prueba PCR para comprobar si los contagió o no por su compañero, según Instituciones Penitenciarias.

Es la primera vez que se produce un positivo de un preso en las cárceles de Aragón. Las consecuencias para los internos del módulo 3 fueron que se suspendieron todas las comunicaciones (con hospitales, juzgados o abogados) y las actividades que realicen fuerea del módulo (estudio, lectura, polideportivas o la piscina, cuando se abra) hasta nueva orden. Estarán a la espera del resultado de las pruebas que se hicieron a los dos trasladados en el módulo 11 para determinar si hubo contagio del positivo.

La directora de la prisión, María Carmen Gambaro, adoptó la medida preventiva ayer por la mañana, que se puso en contacto con los funcionarios del módulo, el equipo de tratamiento, el personal de mantenimiento y otros que puedan estar afectados.

Lo singular es que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha reactivado esta semana las comunicaciones vis a vis entre los internos y sus parejas, después de haber utilizado las videconferencias desde el mes de abril en los contactos de los presos con sus familias. «Los internos lo aceptaron bien al explicarles que nosotros no podíamos contactar con nuestras familias», detalló un funcionario. En Zuera se reactivará el próximo sábado.

Riesgo de las comunicaciones 

Fuentes sindicales de los funcionarios advirtieron ayer del riesgo que puede provocar estas nuevas comunicaciones directas con las familias y las parejas pueden generar brotes con nuevos casos de positivos entre los presos. 

Etiquetas
Comentarios