Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Lesiones pulmonares, fatiga o debilidad muscular: las secuelas que deja el virus

El Hospital Miguel Servet ha tratado a 865 pacientes y 73 de ellos requirieron uci.

Los doctores José Miguel García Bruñén y Gonzalo Acebes, en el Hospital Miguel Servet.

Quienes se han enfrentado cara a cara a la enfermedad de la covid-19 tienen que afrontar el reto de recuperar su salud después de pasar semanas ingresados o haber requerido incluso cuidados intensivos. Tras superar el coronavirus llega el momento de afrontar las secuelas que puede arrastrar una infección con todavía demasiadas incógnitas. Debilidad muscular, lesiones pulmonares, malestar emocional y trastornos psíquicos o fatiga y cansancio extremo son algunas de las consecuencias que relatan los pacientes tras su estancia hospitalaria.

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza -en el que han estado ingresados 792 enfermos covid en planta y 73 en uci- ha puesto en marcha consultas postcovid desde los servicios de Medicina Interna, Neumología, Rehabilitación y Psiquiatría. También impulsó una nueva consulta para atender las manifestaciones cutáneas del coronavirus con el objetivo de asistir a los pacientes que sufren lesiones dermatológicas y estudiar su origen.

La doctora Ana Belén Morata, jefa de Sección de la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Servet, explica que están viendo "a pacientes que han estado mucho tiempo hospitalizados y con estancias prolongadas en la uci". Este tipo de enfermos, dice, desarrolla un síndrome que afecta "a tres esferas de la persona": "No hay que centrarse solo en una de ellas porque hay una afectación global".

Por un lado, a nivel físico se encuentran con una "importante debilidad, hay una sarcopenia, pérdida de la masa muscular, y a veces tienen también lesiones nerviosas periféricas o centrales". Las secuelas emocionales en esta patología, señala, "son más evidentes porque son pacientes que han estado aislados de sus familias en las fases iniciales y además el personal sanitario, que iba con los equipos de protección individual, ha tenido menos contacto y menos tiempo de trato con el enfermo". Esto ha provocado "bastantes síndromes depresivos, de ansiedad o de estrés postraumático". Y en cuanto a la esfera cognitiva, las secuelas aparecen "más en personas mayores", pero son aspectos relacionados con pérdida de concentración o fallos de memoria.

Cómo y en qué medida afectan estos problemas "depende de varios factores". Uno es la edad, pero también depende de la gravedad del cuadro clínico que han tenido, el periodo de tiempo que han estado en el hospital y de las complicaciones que han tenido durante su ingreso. En la consulta tratan a un 15% de quienes han requerido hospitalización. Se lleva a cabo una valoración completa que abarca distintas áreas y se hace un programa de ejercicios individualizados para cada paciente y tratamientos médicos.

Desde Medicina Interna, los doctores José Miguel García Bruñén y Gonzalo Acebes relatan que las neumonías bilaterales eran la principal causa de ingreso, de manera que se hacen placas a los tres meses para comprobar su evolución y ver si hay síntomas de lesiones pulmonares. "Nos estamos encontrando con signos de fatiga o dificultad respiratoria, problemática muscular y articular y a veces vemos dolores de cabeza o alguna lesión cutánea", indican. "Estamos viendo a mucha gente con astenia muy intensa, que incluso perdura a los tres meses. Esto es algo bastante común, que incluso nos han relatado compañeros médicos infectados que han sido ingresados. Es muy característico, porque te limita la vida normal, no se recupera con descanso normal. Es distinta a la disnea, que sería la dificultad para respirar", declaran. También se encuentran con problemas de movilidad. Con los resultados que obtengan de esta consulta clínica tendrán resultados y extraerán conclusiones.

En Neumología

Por su parte, desde el servicio de Neumología, el doctor Francisco de Pablo, apunta que iniciaron las consultas postcovid el 20 de mayo y, desde entonces, han controlado a unos 50 pacientes. Durante este mes y medio están observando que a corto plazo algunos enfermos todavía tienen disnea, sensación de ahogo al hacer esfuerzos moderados y presión en el pecho: "Estamos todavía en una fase temprana de ver a los pacientes y pueden quedar algunas cicatrices que aparecen en las radiografías y que hay que vigilar en el tiempo". Están trabajando en conjunto con Medicina Interna para no duplicar consultas y entre todos poder hacer el seguimiento. Desde Neumología intentan evaluar al mes del alta a quienes han salido de la uci. "También nos llegan pacientes de Atención Primaria que no han estado ingresados pero en los que persisten síntomas", precisa.

De Pablo añade que detectan que "hay pacientes con síntomas aunque tengan radiografías normales y quienes han estado más graves y no se han llegado a resolver las lesiones". "Aún no se puede saber qué secuelas van a quedar", subraya. Todavía es pronto para hablar de consecuencias irreversibles, afirma Morata, y lo corroboran desde Medicina Interna: "No se puede ser categórico con este tema. Es una enfermedad nueva, nadie puede decir cómo se te queda el pulmón al año. No lo sabemos. Es uno de los objetivos de la consulta: intentar tener datos, y hacer seguimiento a los pacientes".

Etiquetas
Comentarios