Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

"Hay miedo de qué pasará en septiembre"

Las monitoras de comedor o las limpiadoras de colegios públicos vuelven a quedarse desempleadas en verano al ser fijas-discontinuas, pero este año con "incertidumbre".

Oficina del Inaem en la calle del Doctor Cerrada.
Oficina del Inaem en la calle del Doctor Cerrada.
Oliver Duch

Las trabajadoras del sector de los comedores o de limpieza en los colegios públicos vuelven como cada año al paro al ser trabajadoras fijas-discontinuas y ser el verano periodo de inactividad productiva. Sin embargo, esta temporada estival la viven con "miedo e incertidumbre" de cara a la vuelta debido a la situación generada por la covid-19.

"No sabemos el día 7 de septiembre si enganchamos a trabajar o no", explica María Pilar Perálvarez, monitora de comedor en un colegio público de la capital aragonesa al señalar el día en el que estaría prevista la vuelta de las monitoras. Ella está convencida de que todas las trabajadoras fijas que son no van a poder volver a entrar. "Luego no sé qué harán, si nos volverán a meter en un ERTE si se alarga hasta diciembre", señala. Esto se debe a que Perálvarez espera que haya "menos comensales". "Por el miedo, porque muchas familias se han quedado sin trabajo o porque les han dado la posibilidad de teletrabajar", añade. Por ello, aventura que se perderán puestos de trabajo. "Aunque abran los comedores, se van a perder", precisa.

Ante esta idea, Perálvarez quiere poner el acento en que en este sector trabajan alrededor de 1.500 personas en Aragón y en toda la gente que participa. "El personal de las cocinas, las monitoras, los auxiliares, el transporte para llevar las mercancías", enumera. Así, reconoce que están "con miedo" porque no "saben nada".

Además, esta monitora de comedor denuncia que a su sector "lo han puesto en un cajón vacío y se han olvidado de nosotras". En esta misma línea, lamenta que no se cuente con lo que atañe al ámbito del comedor en las comisiones de los colegios. "Las que mejor sabemos cómo funciona el comedor, somos las monitoras", reivindica. "Lo lógico sería que contaran con nosotras en las reuniones porque algo tendremos que saber también", añade.

Por su parte, P. G. pertenece al mismo sector del comedor en los colegios públicos y sus sensaciones en este retorno al paro para los meses de verano son muy similares. "Estamos todos con incertidumbre", relata. "Por mucho que abran el colegio, este es un sector paralelo. Los niños pueden ir al colegio pero si luego no se quedan al comedor pues no hacemos absolutamente nada", añade.

Ante esta atípica situación, reconoce que están todos "inquietos". "El miedo que tenemos es que luego en septiembre no sabemos qué va a pasar. Imagino que irán llamando en función de los niños que haya. Igual si están la mitad de los niños, igual con la mitad de gente y el resto sigue en el paro hasta que todo vuelva a la normalidad", afirma.

Asimismo, pone énfasis en que no solo es la incertidumbre de cómo volverá, sino que no saben si va a haber comedores o no. "Hay mucha gente que tendrá miedo de dejarlos", reconoce. Por ello, entre sus deseos para la vuelta en septiembre se encuentra volver "con toda la normalidad posible, todos felices y contentos, que haya muchos niños y que haya que contratar a más gente".

Otro de los sectores que opera en el mismo ámbito es el de las limpiadoras de colegios públicos. Ana Ripoll se muestra más convencida de la vuelta y tiene menor incertidumbre y miedo a este respecto, a no ser que haya algún rebrote. "Ya tenemos la fecha de vuelta el 24 de agosto", precisa. Además, está convencida de que van a volver todas. Las dudas las tiene respecto a las condiciones de trabajo y las medidas de seguridad a adoptar. "No sabemos nada. Nadie sabe ni siquiera cómo van a entrar los niños, ni cómo se van a montar los colegios ni cómo se va a ir a las aulas", comenta.

A diferencia de las empleadas de comedor, Ripoll sí que volvió a trabajar durante unos días. "Fuimos cuando volvió el equipo directivo y estábamos dos horas y media", precisa. Así, afirma que "si no hay un rebrote, yo creo que volveremos".

Mientras tanto, permanecerán estos dos meses de verano en el paro a la espera de novedades en sus sectores. Como todos los años, pero también como ninguno por las dudas y las incertidumbres que las asolan a la vuelta de la esquina. Nada es como solía ser ni nada se puede tomar con certeza absoluta si se incorpora a la pandemia de la covid-19 en la ecuación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión