Despliega el menú
Aragón

sucesos 

Rescatado un menor de 13 años en el río Cinqueta que se tiró para salvar a una mujer

Dos guardia civiles lo salvaron utilizando el cable del pastor eléctrico para las vacas que se ató para poder  atravesar el cauce, que estaba muy fuerte.   

El menor Héctor en elotro lado del río Cinqueta, donde lo salvaron los dos guardia civiles después de haber sido arrastrado al ir a rescatar a una señora.
El menor Héctor en elotro lado del río Cinqueta, donde lo salvaron los dos guardia civiles después de haber sido arrastrado al ir a rescatar a una mujer.
Jesus Argudo

Héctor tiene 13 años y el domingo por la tarde se tiró al río Cinqueta para intentar salvar a una mujer de 46 que estaba siendo arrastrada por la corriente, pero al final acabó rescatado él por una pareja de la Guardia Civil y sufrió heridas e hipotermia. Un grupo de amigos había salido de paseo desde San Juan de Plan hacia la zona de la cascada de El Grado o Grao, camino del Viadós, la tarde del domingo pasado. Los hechos ocurrieron entre las 18.00 y las 19.00,  el efecto del deshielo y la reciente lluvia habían fortalecido el cauce, y una mujer de 46 años se echó a nadar, pero la corriente era muy fuerte y se la llevó el río. El menor, que mide 1.85 metros, se lanzó para intentar auxiliarla y el agua también le pudo.

La señora se metió por un lugar que le cubría por debajo de la rodilla pero cuando pudo nadar se la llevó el río. Me tiré para salvarla, pero el río también se me llevó. Ella quedó en el lado derecho y yo en el otro, aislado. Tenía miedo porque no podía pasar y estaba encima de unas piedras”, ha recordado el chaval este martes por la mañana por teléfono. “Cuando llegaron los guardia civiles me echaron un cable con un palo para que me atara y así me salvaron”.

Los dos guardia civiles del cuartel de Bielsa (Adriano y Lorena) se desplazaron al lugar y tuvieron que utilizar un cable de los que se utilizan para los pastores eléctricos de las vacas en el Pirineo porque no disponían de otro utensilio para hacérselo llegar al menor. Lo arrojaron atado a un palo que hiciera peso, y así lo rescataron. El cauce los había arrastrado una veintena de metros sin que él ni la mujer hubieran frenar. 

Sobre las 19.00 pudieron acceder al lugar donde se encontraba y salvarlo. Al rescatarlo, los agentes trasladaron a Héctor al Centro de salud de Lafortunada donde diagnosticaron que sufría hipotermia.

“Me tuve que quedar en una piedra y tengo heridas en los pies, además de la hipotermia”, señaló Héctor, quien estudia primero de Eso en Aínsa y tiene otros tres hermanos. Los familiares que estaban en el cauce agradecieron la velocidad en la reacción de los miembros de la Guardia Civil en el rescate del menor de San Juan de Plan, que al final se quedó solo “en un susto gordo”.

Etiquetas
Comentarios