Despliega el menú
Aragón

contraportada 

Laure Vázquez: "El cierre de las fronteras es muy raro si vives en un país europeo"

La dreictora del Insituto Francés de Zaragoza es hija de asturianos y nació en Lyon (Francia) hace 38 años, lleva diez años viviendo en la capital aragonesa. Es licenciada en Derecho Internacional del Trabajo. 

Laure Vázquez, directora del Institutio Francés de Zaragoza, en la sede del centro en el Paseo de Sagasta.
Laure Vázquez, directora del Institutio Francés de Zaragoza, en la sede del centro en el Paseo de Sagasta.
Guillermo Mestre

¿Cómo han vivido la pandemia en el Instituto Francés?

No habíamos visto nada igual ni parecido. Nunca habíamos hecho clases a distancia para todos los alumnos ni habíamos suspendido las actividades culturales.

¿Esa reconversión les salió bien?

De esto sacamos algo muy positivo. Cuando empezó el confinamiento habíamos anticipado que podía pasar y teníamos las plataformas preparadas con los ‘links’ para los alumnos. La reacción fue muy rápida. La inmensa disponibilidad de todo el mundo, desde administrativos a profesores, salvó todo. Pasamos horas para que todos pudieran conectarse y no dejar a nadie colgado. Funcionó y fue muy gratificante. El 99% de los alumnos lo agradeció y acabó su nivel. Hay niños que han aguantado hasta el final. Y aún quedan algunas clases.

¿A cuántos alumnos movilizaba?

Son unos 500. Y los diez profesores que tenemos han visto volcadas sus clases ‘on line’, reinventando su pedagogía y buscando dinamizar la clase, que es muy distinto al contacto humano.

Los colegios han tenido problemas con las conexiones...

Nosotros teníamos a los alumnos de una a dos horas, como mucho, por sesión. No es lo mismo que estar ocho horas. Algunos chicos han tenido problemas de conexión, solo unos diez de los 500.

¿Ahora van a abrir de nuevo tras el final del estado de alarma?

Todos estamos de vuelta durante todo el día. Los profesores están acabando las clases a distancia. Pero ya ofrecemos las clases presenciales en julio en grupos de cuatro alumnos con mascarillas y distancias de metro y medio; otras híbridas, la mitad presencial y las demás ‘online’. La Mediateca ha reanudado sus actividades con citas previas para devolver libros y coger otros. La parte de cultura se hace ‘on line’ y no es lo mismo. Se hace todo de nuevo, pero distinto.

¿Las vacaciones de agosto serán muy deseadas este año?

Mantendremos las vacaciones de agosto y creemos que son vitales porque lo hemos dado todo para que saliera hacia adelante.

¿Tenían algún secreto con la comunicación electrónica?

No tenemos informáticos, pero ha habido mucha ayuda entre todos. Si faltaban alumnos los llamábamos y les ayudábamos a conectarse. Ha sido una cooperación total.

¿Cómo ha sabido de su familia?

Por videoconferencia. Ha sido duro. Suelo verlos siempre en Semana Santa y esta vez no pude. El cierre de las fronteras ha sido una sensación muy rara cuando vives en un país europeo. Nunca piensas que va a ser difícil volver al tuyo y no te lo planteas. Nadie me ha impedido volver, pero esa sensación psicológica de estar encerrados la hemos tenido varios. Algún compañero que perdió a un allegado ha podido ir al entierro.

¿La experiencia en Francia ha sido menos dura que en España?

El confinamiento no se ha vivido como aquí, ni mucho menos. En España ha sido muy duro desde el principio. Cuando hablaba con mi familia, veía que se lo tomaban menos en serio. Estuvimos más informados aquí con los fallecidos y te concienciabas rápido.

¿Han tenido casos próximos?

No, hemos tenido la suerte que no hemos contraído ninguno la covid ni hemos perdido a nadie. Seguimos el protocolo para que actuaran los sanitarios y solo un profesor tuvo tos, pero no le llegaron a hacer pruebas.

¿Cómo valora el teletrabajo?

Es invasivo con tu espacio personal y además sueles trabajar aun más si cabe. Estamos cansados de esto y de las distancias. Necesitamos volver al instituto para que vuelva el contacto humano y organizar actividades que tuvimos que suspender. Nos dificulta proyectarnos, cansa y frustra.

¿Quién cruzará antes la frontera de España y Francia que se ha reabierto, usted o sus padres?

Creo que vendrán antes mis padres a Zaragoza de que vaya yo a Lyon porque no van a esperar hasta las vacaciones de agosto.

Etiquetas
Comentarios