Despliega el menú
Aragón

aragón

Astún reabre este sábado su telesilla de verano

El trayecto de esta instalación discurre desde la zona de aparcamiento de la base de la estación, hasta el imponente entorno del lago de Truchas, puerta de entrada a la magnífica zona de “la ruta los Ibones” (lagos de montaña) colindante con la estación y en la vertiente francesa dentro del Parque Nacional de los Pirineos.

El telesilla de la estación de Astún.
Imagen de la estación de Astún.
Astún

Un verano más Astún abre una parte de sus instalaciones, concretamente el telesilla cuatriplaza desembragable denominado "Truchas", que permite a los visitantes disfrutar de una base desde la que acceder a los Ibones de la zona, y a un abanico de posibilidades tanto deportivas, como paisajísticas, fotográficas o simplemente para amantes de la naturaleza o del turismo familiar en su estado más puro. Un lujo para practicantes de cualquier edad y condición física, ya que el entorno permite modelar la actividad según las capacidades y gustos de cada cual.

Es este "Territorio de los Ibones de Astún", un lugar de extraordinaria belleza envuelto en el más impoluto de los silencios. Buitres, armiños, águilas o marmotas son algunas de las especies que podemos encontrarnos mientras lo recorremos. En unos minutos la conocida silla de Truchas nos llevará al Ibón que lleva su nombre y de ahí en un corto paseo alcanzaremos el de Escalar, punto de partida de numerosos posibles itinerarios a caballo de la frontera entre España y Francia.

Al volver y antes de iniciar el regreso a la base de la estación, merecerá la pena hacer un alto en la terraza de Ibones y contemplar una de las vistas más espectaculares del Pirineo, mientras disfrutamos de un aperitivo. Un aperitivo o un refrigerio de alta montaña para privilegiados que saben disfrutar de cosas exclusivas y sencillas al alcance de la mano.

Este año, según informa la estación, además se ha habilitado una excelente ampliación de la terraza en la pradera situada frente a ella. Una barbacoa y mesas con amplia disponibilidad de espacio y vistas increíbles rematarán la jornada antes de tomar el telesilla que nos devolverá a la base de la estación y al aparcamiento.

Durante el verano, la estación situada en lo más alto del Valle del Aragón y todo su entorno son un punto de partida para practicar senderismo, bicicleta de montaña, escalada y también para el descanso y el placer gracias a la excelente gastronomía de la zona.

La simbiosis entre la naturaleza y la oferta cultural y de ocio desde Canfranc a Jaca, presenta una combinación perfecta para una estancia repleta de actividades, buena gastronomía y buen clima en un entorno de plena confianza.

Etiquetas
Comentarios