Despliega el menú
Aragón

épila

La urbanización de Bon Àrea toma forma con su red de servicios y el área industrial anexa

La pandemia solo obligó a parar dos semanas y se mantiene la previsión de acabar a inicios de 2022.

Tendido del emisario proyectado en el polígono anexo a Bon Àrea.
Tendido del emisario proyectado en el polígono anexo a Bon Àrea.
DGA

Las obras de urbanización exterior de la plataforma agroalimentaria de Bon Àrea en Épila empiezan a tomar forma con el movimiento de tierras que permitirá crear un área industrial anexa de 35 hectáreas, que se ha compatibilizado con la ejecución de la red de tuberías que atenderá las necesidades del macrocomplejo. En el casi medio año transcurrido desde que comenzaron las contratistas, se ha ejecutado cerca del 10% de los trabajos adjudicados por Suelo y Vivienda de Aragón (SVA) por un importe global de casi 20 millones de euros pese a los contratiempos provocados por la crisis del coronavirus.

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, manifestó su satisfacción por el hecho de que se hayan podido mantener los trabajos. De hecho, la pandemia tan solo obligó a suspender las obras las dos semanas en las que se paró toda la actividad que no fuera esencial en el país, del 30 de marzo al 13 de abril. No obstante, el ritmo ha sido menor al previsto, dado que el suministro de materiales se ha complicado, al igual que la gestión de las subcontratistas y del desplazamiento de los trabajadores que se debían desplazar a los tajos.

Las actuaciones están divididas en dos lotes con el objetivo de ganar tiempo y tener todo listo en un plazo de dos años. Una de las tres adjudicatarias, Acciona, trabaja en la urbanización en el polígono industrial anexo, que ocupará 35 hectáreas frente a Bon Àrea, colindante con el área industrial El Sabinar. El movimiento de tierras de los futuros viales ya se ha hecho y se ha empezado a colocar una de las capas del paquete de firme, lo que permite visibilizar las parcelas de las que dispondrán la DGA y el Ayuntamiento de Épila para atraer empresas del sector agroalimentario.

El consejero de Vertebración del Territorio destacó la oportunidad que supone el proyecto de Bon Àrea para impulsar un polígono público justo enfrente que permita generar "riqueza y empleo". Soro destacó que sobre la base de dos de las "palancas" del crecimiento de Aragón, la agroalimentación y la logística, se podrá asentar población en el medio rural, por lo que defendió la idoneidad de que el Plan de Interés General de Aragón para la implantación de Bon Àrea incluya esta iniciativa pública. La inversión que asumimos en infraestructuras servirán a toda el área.

Con este objetivo, se han ejecutado las obras iniciales de las conducciones de saneamiento, tanto pluviales como residuales, y se ha excavado la balsa de laminación. Con posterioridad, Acciona deberá construir sendas rotondas en la carretera autonómica A-1305, situadas en los extremos del complejo de Bon Àrea, para regular el intenso tráfico previsto. El coste de este contrato rondará los siete millones.

Al mismo tiempo, las otras dos adjudicatarias, Calaf y Marco Obra Pública, asumen el tendido de las kilométricas redes de tuberías de abastecimiento y saneamiento y las balsas de laminación del agua de lluvia para atender la demanda de Bon Àrea.

Fuentes oficiales de Suelo y Vivienda explicaron que los operarios están excavando la balsa de laminación prevista en este sector y terraplenando las parcelas del polígono para que alcancen la misma cota que los viales adyacentes.

Otra de las tareas visibles es la excavación de las zanjas donde irán los emisarios hasta el río Jalón y las tuberías de hormigón. "Luego se continuará con la ejecución de los colectores y en pocas semanas comenzará la excavación de las balsas de almacenamiento", detallaron desde SVA.

Etiquetas
Comentarios