Despliega el menú
Aragón

entrevista 

Pilar Alegría: "Aragón podría plantear que se realicen confinamientos quirúrgicos"

La delegada del Gobierno explica que es una opción que recoge la norma autonómica y pide a los jóvenes que recuerden que "la pandemia también va con ellos"

Aragón
Pila Alegría, delegada del Gobierno en Aragón
Guillermo Mestre

¿Ha solicitado la DGA la colaboración de la Delegación para reforzar la vigilancia en las comarcas del Aragón oriental que han tenido que volver a la fase 2?

Sí. Desde el primer momento tuve la oportunidad de hablar con la consejera de Sanidad, Sira Repollés, para poner a su disposición todos nuestros recursos.

Decía el epidemiólogo Fernando Simón que este brote es uno de los que más le preocupan. ¿Es lo que le transmite el Gobierno?

Los casos están muy controlados por parte de las autoridades sanitarias. La detección está funcionando de una manera precoz. Lo importante es ir detectándolos rápidamente y tomar medidas de una forma tan diligente como se ha hecho en Aragón.

Llegó a decir Carmen Calvo que se podía decretar un estado de alarma por territorios, y la portavoz María Jesús Montero lo desmintió. ¿Qué medidas se podrían aplicar en el brote de Aragón?

En febrero hubo un confinamiento en Adeje (Tenerife) de 900 personas. A través de legislación autonómica habría posibilidad de realizar confinamientos quirúrgicos. Hay recursos, otra cosa es que desde punto de vista jurídico haya que estudiarlo y madurarlo.

¿Aportarían entonces agentes de seguridad para garantizar ese confinamiento?

De facto ya está habiendo más presencia de la Guardia Civil y seguirá mientras estén en fase 2 y las autoridades sanitarias lo soliciten.

¿En qué consiste esa vigilancia?

Hay controles, pero solo pueden hacer recomendaciones.

¿Y se cumplen los consejos?

Sí. No solo ahora. El cumplimiento en el estado de alarma ha sido ejemplar. Hubo 32.000 propuestas de sanción y 194 detenidos.

Explicó el presidente Javier Lambán que hubo temporeros, a los que se atribuye el rebrote, que llegaron a Aragón en el estado de alarma. ¿Cómo fue posible?

Teníamos limitados los desplazamientos, pero las personas que vinieran a trabajar con un contrato se podían desplazar. Es verdad que está habiendo rebrotes en comarcas frutícolas, pero los primeros se produjeron en encuentros entre personas jóvenes. Nadie es inmune. Este virus no entiende de territorios, edades o género.

Sí denunciaron en Fraga que había extranjeros sin trabajo deambulando junto a la estación de autobuses. ¿Se vigiló?

Cuando estábamos en el estado de alarma nos pusimos a trabajar con la Comunidad y en el propio centro de coordinación echando la vista a lo que podría pasar cuando llegase la época de la fruta.

¿Qué se puede hacer cuando llega un centenar de personas a un pueblo sin contrato ni vivienda y en tiempos de pandemia?

Ahora las personas se pueden mover libremente en Aragón y otras comunidades. Lo que podemos hacer es seguir en el trabajo de concienciación para que porten mascarillas y con higiene en los espacios. Lo que no podemos es caer en un discurso que fomente la xenofobia y el racismo. Todos podemos contagiar y todos podemos ser contagiados. La gente joven tiene que entender que esta pandemia también va con ellos, y aunque sean asintomáticos, pueden contagiar a otros. Aquí unos lo han sufrido directamente, pero en la lucha estamos todos.

¿Tiene la sensación de que hay cierta relajación en las calles?

Hemos vivido semanas difíciles con cifras de fallecidos muy altas. Ahora estamos en la fase de la normalidad. Hay imágenes nada gratificantes, pero en general el comportamiento está siendo positivo.

¿Cuál fue la sanción más elevada que se tramitó en Aragón durante el estado de alarma?

Por un partido de fútbol en Andorra en abril se multó con 5.200 euros a cada participante, la misma sanción que se llevaron unos que salieron vestidos de cofrades en Teruel a tirar la basura.

También hubo 194 arrestos...

Sí, en casos de reincidentes y de desacato a la autoridad en controles en los que se prohibían desplazamientos al no estar justificados.

Repuntaron las denuncias por violencia de género. ¿Cómo se atendió a las víctimas?

Policía y Guardia Civil han estado muy encima de los casos cuando conocían alguna posible víctima. Si para todas las personas ha sido muy dura esta crisis, para las mujeres que han tenido que vivir confinadas con su maltratador ha sido aún peor. 

Aragón recibirá 400 millones de los 16.000 del fondo covid. ¿Le parece justo el reparto?

El esfuerzo que ha hecho el Gobierno de España es grande. Ha intentado mostrar un compromiso con las comunidades y hacer un reparto que tuviera en cuenta el impacto de esta enfermedad.

¿Se sitúa más cerca del metro como distancia social en los colegios que propone Aragón o del 1,5 metros de Isabel Celaá?

La decisión de un metro y medio ya es definitiva. No es un criterio caprichoso. Está basada en datos científicos y objetivos que garantizan que es el distanciamiento más positivo para evitar el contagio entre personas.

Distanciamiento hay en el Congreso, y sobre todo crispación. ¿Cree que este clima va a seguir?

No debería. Creo que esa imagen de crispación, que proviene casi siempre del mismo lado, debería replantearse por lo que hemos vivido y lo que nos va a tocar vivir desde el punto de vista económico. Lo que los ciudadanos esperan de los políticos con las lógicas y democráticas diferencias en cosas tan serias nos pongamos de acuerdo.

¿Reaccionó tarde el gobierno al hacer frente a la pandemia?

Tomamos las decisiones que teníamos que tomar con la información que teníamos entonces.

Faltaron mascarillas, hidrogel, respiradores... ¿No pudo haber falta de previsión?

La sanidad de este país estaba preparada para una situación de crisis, de pandemia, pero no con la virulencia de esta. Lo que se ha vivido en mercado internacional era lo más parecido a una jungla.

¿Qué garantía hay de que no se vuelva a repetir esa situación?

En el peor de los casos, el Gobierno y las comunidades tienen material suficiente para hacer frente otra ola, pero trabajaremos para que esa situación no llegue.

Para afrontar la crisis económica llega el ingreso mínimo vital.

Va a ser una medida fundamental para salir de la pobreza estructural en la que viven muchas familias. En Aragón lo reciben ya 1.755 familias y 3.551 menores.

¿Podrá gesionarlo el Gobierno de Aragón?

Una de las cosas que se ha demostrado durante esta pandemia es que la cogobernaza funciona. El Gobierno nunca se ha cerrado a poder discutir sobre ello.

¿Para los presupuestos de 2021 debería Pedro Sánchez mirar a los independentistas o a PP y Cs?

La disposición es a aprobar los presupuestos y a tener un debate y unas negociaciones con los partidos políticos, y tener muy en cuenta a los de la oposición, y ahí el PP va a tener que estar, y también Cs.

¿Es culpa del coronavirus que se cierre la térmica de Andorra el martes sin haber firmado el convenio para una transición justa?

El problema es que los calendarios se han tenido que modificar por una cuestión de urgencia. En estos momentos hay 99 proyectos muy sólidos y vocación de generar empleo estable a medio y largo plazo. Esperamos que en septiembre se firme el FITE. La premisa es la seriedad y que situaciones pasadas de decepción no se vuelvan a repetir.

¿Qué echa de menos de la vieja normalidad?

Abrazar a mi familia.

Etiquetas
Comentarios