Despliega el menú
Aragón

El ‘Rambo de Requena’ no pudo declarar tras llegar a la cárcel de Zuera

Por problemas técnicos y de salud no pudo acceder desde la enfermería a la sala de videonferencia para prestar declaración. 

Muniesa zona del ataque del Rambo de Requena /2020-06-08/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Muniesa zona del ataque del Rambo de Requena /2020-06-08/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Jorge Escudero

Pedro Lozano, conocido como el ‘Rambo de Requena’ y en prisión provisional por un doble intento de homicidio en grado de tentativa a dos guardias civiles en Muniesa, sigue los pasos de Norbert Feher, Igor el Ruso. El pasado martes le dieron el alta del hospital Miguel Servet y lo llevaron al centro penitenciario de Teruel, pero por motivos de seguridad acabó durmiendo en la cárcel de Zuera, como le pasó a Igor el Ruso.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias adoptó la decisión por razones «sanitarias» y de «seguridad», por las mejores condiciones que disponen en el centro de Zuera. Quedó ingresado en la enfermería, donde va a estar en cuarentena durante quince días, como todos los nuevos internos que llegan de la calle hace semanas.

Este será el paso previo del Rambo a entrar en el módulo de aislamiento, como un preso de máxima peligrosidad, el mismo lugar donde permaneció Igor el Ruso casi dos años hasta su traslado en noviembre de 2019 a la prisión de Teixeiro (Galicia).

Como ayer estaba en la camilla de la enfermería de la prisión de Zuera, con la herida de disparo en una pierna, no pudo prestar declaración por videoconferencia por motivos técnicos y se busca una alternativa para las próximas semanas. Antes se negó a declarar ante los juzgados de instrucción 1 y 2 de Alcañiz al intentarlo cuando estaba en el Servet.

Ayer iba a prestar declaración desde la prisión de Zuera e iba a celebrarse la vista de ratificación de su ingreso en prisión después de que la causa se haya quedado en el Juzgado de Calamocha. Será su magistrado el que lleva la causa de los nueve delitos por los que se encuentra en prisión condicional y sin fianza ya que Calamocha es el partido judicial del hecho más grave, el doble delito de homicidio a dos guardias civiles en grado de tentativa cometido en Muniesa. Los robos cometidos en la provincia de Valencia también se han inhibido a los juzgados de Requena y Lliria, donde ya tenía causas.

Jorge Piedrafita, abogado de los agentes de la guardia civil tiroteados por el Rambo de Requena, se mostró satisfecho con la aceptación de la inhibición en favor del Juzgado de Calamocha de la causa, lo que permite ya iniciar la instrucción, aunque no se pudo realizar su declaración «por motivos técnicos». El letrado agregó que se pueda realizar esta declaración desde la prisión de Zuera y la vista de ratificación de su ingreso en prisión, que debe decidir el juez instructor.

Además, la acusación va a solicitar las pruebas «para acreditar que el Rambo intentó asesinar a los dos agentes de forma premeditada», pero «la pericia de los guardia civiles lo que permitió repeler el ataque» y por eso «tuvo que huir del lugar de los hechos» hasta su detención.

Etiquetas
Comentarios