Despliega el menú
Aragón

educación

La Universidad de Zaragoza hará las recuperaciones del primer semestre de manera presencial

Los exámenes de septiembre correspondientes al segundo semestre serán, prioritariamente, de manera 'online'. 

José Antonio Mayoral, este jueves en la Universidad de Zaragoza.
José Antonio Mayoral, este jueves en la Universidad de Zaragoza.
José Miguel Marco

La Universidad de Zaragoza ha acordado los criterios para los exámenes de septiembre, que mantienen las fechas estipuladas: del 1 al 12. Para su organización, ha destacado el rector en funciones, José Antonio Mayoral, se ha priorizado cuáles deberían ser presenciales, aunque en último lugar siempre tendrán los centros autonomía para decidir. De este modo, se harán en el aula aquellos correspondientes a las recuperaciones del primer semestre, mientras que serán 'online' los del segundo. El objetivo es que se rijan por los mismos criterios que en la convocatoria anterior. Todo ello, ha recordado Mayoral, estará condicionado por la situación sanitaria que exista en septiembre. 

Los exámenes que se puedan llevar a cabo en el aula  se harán con una distancia social de metro y medio, tras cada prueba se desinfectará el aula y se han marcado rutas de entrada y salida a los edificios para evitar que los alumnos se crucen. No obstante, los centros deberán asegura que todas las asignaturas del primer semestre -aquellas cuya realización se prevé presencial- incluyan una adenda a la guía docente con la previsión de un método de evaluación 'online' por si se modificarán las condiciones sanitarias. 

Además se han establecido otras alternativas para aquellos estudiantes que no puedan acudir a las pruebas presenciales. Entre estas opciones se encontraría el examen oral, una prueba 'online' o establecer una nueva fecha para el examen presencial. A la hora de planificar los exámenes de septiembre, ha explicado el vicerrector de Política Académica Gerardo Sanz, había un' handicap' importante: solo se puede hacer dos exámenes en el día, puesto que tras cada uno había que desinfectar, "un proceso que dura una hora". "Además habría que asegurar una salida y entrada escalonada", ha recordado. 

Teniendo en cuenta esta cuestión, ha añadido, "se basó en el principio de equidad". "Era esencial que los estudiantes tuvieran las mismas condiciones que en la convocatoria anterior", ha puntualizado. Por ello, se priorizará que aquellos que se habían examinado de manera presencial, mantuvieran esta situación en septiembre y viceversa. 

Para asegurar la docencia el próximo curso, se han adquirido 190 cámaras para cubrir casi la mitad de las aulas. "Se ha asignado un número de cámaras a cada centro y cada uno de ellos lo organizará en función de las clases, materias...", ha especificado el vicerrector de Tecnologías de la Información y de la Comunicación, Fernando Tricas. Durante el curso escolar se han adquirido 139 portátiles y 167 soluciones de conectividad que se han prestado a los alumnos para reducir la brecha digital. Una inversión que ha sido financiada con fondos propios y que rondará los 1.000 euros por cada dispositivo y los 30 euros mensuales de conexión. 

Cancelación de las elecciones

Las elecciones al rectorado, que se vieron interrumpidas por la pandemia, se cancelan y al inicio del próximo curso se volverán a convocar. El Consejo de Gobierno del campus público deberá publicar un nuevo calendario. "En unas elecciones en estas condiciones no se garantiza las presencialidad, sufragio universal", ha explicado Juan García Blasco, secretario general de la Universidad de Zaragoza. 

El Consejo se Gobierno celebrado este jueves también ha aprobado la modificación del concierto entre el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza para que el hospital San Jorge de Huesca sea reconocido como centro universitario y no como asociado. Esta acuerdo deberá ser ratificado por el Consejo Social del campus público y por el Departamento de Sanidad. 

Respecto al funcionamiento de la universidad, Mayoral ha destacado que las bibliotecas están abiertas desde las primeras fases de las desescaladas y que "nunca dejaron de trabajar". De momento todavía no se ha recuperado su uso como sala de estudio, pero sí que se prestan libros y se mantienen las labores de catalogación y archivo. 

Etiquetas
Comentarios