Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Los directores de las residencias reclaman flexibilidad y que los internos puedan empezar a salir

Proponen que se permita a los mayores pisar la calle "con mascarilla" y acompañados siempre por un familiar.

Rueda de prensa del Gobierno de Aragón sobre la evolución de la pandemia en las residencias
Imagen de archivo de una de las últimas comparecencias de la consejera María Victoria Broto.
LUIS CORREAS/DGA

Las residencias piden flexibilizar las restricciones de los centros de mayores de la Comunidad ahora que Aragón ha salido del estado de alarma. Juan Vela, presidente de la asociación Lares, especializada en la atención a personas mayores y dependientes y de la que forman parte 1.054 centros de toda España, cree que los internos están sufriendo una "discriminación" respecto al resto de la población.

"No podemos, y espero que se corrija, tener una nueva normalidad, estar juntos en los bares, pasear y hacer deporte a costa de que las personas que viven en las residencias no puedan mantener un contacto directo con sus familiares. Es una vergüenza. Ellos siguen sufriendo la peor parte", manifestó el también director de la residencia de Cruz Blanca en Huesca y del centro covid de Gea de Albarracín. Reconoció que Aragón ha ido "más avanzada" y que los centros covid han sido un ejemplo de buenas prácticas, ya que "no se podía dejar a las personas infectadas cerca de las más frágiles". Cree necesario, sin embargo, que la normalidad vuelva a las residencias al igual que a las calles. "Es un derecho básico de los ancianos, y solo debe limitarse en momentos muy concretos y muy justificados", manifestó.

"Hay que intentar humanizar"

La propuesta hecha por Lares en algunas comunidades autónomas pasa por que los ancianos salgan con mascarilla y acompañados de un familiar. "En Aragón deberíamos estar en esa línea, en intentar humanizar. Es verdad que muchos son enfermos con inmunodeficiencia, una población extremadamente frágil, pero están enfermando de soledad a pesar de las actividades organizadas para ellos en los centros. Todos quieren salir para hacer una vida más normal y tomarse un café como el resto de los ciudadanos. No se puede abrir el país y cerrar de nuevo las residencias", expuso.

Ante nuevos rebrotes, dijo, "deberemos tener protocolos y actuaciones que nos sigan ayudando a que las personas no pierdan sus derechos básicos y que nuestro trabajo sea de cercanía". La pasada semana, el presidente de Lares compareció en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España tras la crisis provocada por la covid-19. "El sector espera un apoyo, porque hay otros con planes específicos de recuperación. Y tenemos que pensar en lo que han sufrido las residencias, los gastos generados por el coronavirus y la necesidad de mejorar las instalaciones", comentó Vela. Según recordó, en total hay unas 240.000 personas con derecho a una plaza que están esperando en sus casas y cada día mueren 64 o 65 sin obtenerla.

El Gobierno de Aragón dejó fuera a las residencias de la Orden de Sanidad que fija las normas y aforos de la nueva normalidad por su importancia, una decisión que también se aplicó a los criterios que regirán la vuelta a las aulas en septiembre. En el caso de los centros de mayores, se esperan novedades próximamente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión