Despliega el menú
Aragón

vacuno de leche

El lechero (ecológico) llama a su puerta

Lácteos Torreconde vuelve a innovar y pone en marcha el servicio a domicilio, una iniciativa con la que ha sorteado la crisis de la Covid-19.

[[[HA REDACCION]]] thumbnail_torreconde__mg_1060.jpg
Javier Sanz entrega uno de los pedidos a domicilio.
Gabi Orte/chilindrón

Javier y Juan Sanz no han dejado de innovar desde que decidieron poner en marcha su empresa, Lácteos Torreconde. Estos dos jóvenes hermanos zaragozanos fueron los primeros en la Comunidad que se atrevieron con la ganadería de vacuno ecológica. Y por si eso no fuera lo suficientemente pionero apostaron por ejemplares de la raza Fleckvieh. Para adquirirlas no echaron mano de los mecanismos de compra al uso sino que, de nuevo los primeros, decidieron utilizar una fórmula nunca antes vista en Aragón en este sector, el leasing. Este espíritu innovador no solo ha calado en la producción. También lo han impreso en sus ventas. Prueba de ello fue la apertura, el pasado año de un pequeño establecimiento en el que comercializan su propia leche ecológica, fresca y a granel directamente al consumidor.

Y en todo eso estaban cuando llegó marzo de 2020. La declaración de la pandemia y el consiguiente decreto de alarma para frenar la expansión de la covid-19 impactó directamente en sus ventas. Se suspendieron los mercados agroecológicos, un canal fundamental para este negocio, echaron las persianas los bares y restaurantes y aunque su pequeña tienda situada junto al Mercado Central de Zaragoza continuaba abierta, la restricción de movimientos de los ciudadanos apenas hacía rentable su continuidad.

Pero en este preocupante escenario, "las vacas seguían produciendo y comiendo todos los días, por lo que teníamos que buscar alguna alternativa para dar salida a nuestra leche, quesos y yogures", explica Javier Sanz. Y dicho y hecho se pusieron, de nuevo, a innovar. Decidieron que si los consumidores no podían desplazarse, ellos irían a la puerta de sus casas.

Servicio a domicilio

"La venta a domicilio era una idea que nos rondaba por la cabeza y entendimos que podía ser el momento", señala. Utilizaron las redes sociales (suyas y de sus familiares) -facebook y whatsapp-y contactaron con sus clientes habituales. Los resultados no se hicieron esperar. "En la primera semana de confinamiento llegaron los primeros pedidos, en ese momento de la gente más cercana". Desde entonces ya no han parado. Tras su mascarilla y provisto de las exigidas medidas de seguridad, Javier se subió a su furgoneta y ahora reparte varios días por semana leche, yogur y quesos de su explotación ganadera ecológica en Muel hasta la puerta de sus clientes en Zaragoza, en Huesca, Utebo, María de Huerva, Cuarte de Huerva, Montañana, Garrapinillos y La Puebla de Alfindén, donde se encuentran sus instalaciones de transformación.

"Pusimos un precio mínimo de nueve euros, porque se trataba antes de dar servicio a los clientes que de incrementar las ventas", señala Javier Sanz, que reconoce que el confinamiento ‘ayudó’ a la iniciativa porque "los consumidores agradecían la entrega a domicilio y además el horario de reparto era muy amplio porque la gente estaba siempre en casa".

El éxito ha sido tal y el boca a oreja ha funcionado tan bien que han ampliado mercado en toda España. Les han llegado pedidos desde Madrid, Córdoba, Valencia o Ponferrada, hacia donde parten semanalmente -utilizando otros medios logísticos, eso sí- los productos lácteos y ecológicos de Torreconde.

Una iniciativa de futuro

Con la desescalada, el mercado agroecológico ha vuelto (cada sábado) a la plaza del Pilar y, de nuevo, la empresa de los hermanos Sanz se han reencontrado con sus clientes. Eso no significa, sin embargo, que vayan a abandonar la nueva línea de negocio puesta en marcha como un "recurso de servicio y supervivencia" y con la que Torreconde, explica Javier, ha salvado los muebles y ha conseguido además dar salida a una producción que parecía haberse quedado sin mercado. "Vamos seguir repartiendo, por supuesto", señala. Y no solo sus productos -leche (incluso sin lactosa), aceite (Olium) y toda una gama de quesos (fresco, con hierbas, en crema, semicurado y curado), sino también harina, huevos y miel que producen "otros compañeros del mercado agroecológico".

Etiquetas
Comentarios