Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

El pueblo viejo de Rodén espera el avance de las obras para valorar su futuro

Insertado en el municipio de Fuentes de Ebro, a apenas 20 minutos del pueblo viejo de Belchite, podría ser parte de una pequeña ruta temática en la zona.

El pueblo viejo de Rodén está a 20 minutos en coche del pueblo viejo de Belchite. El hermano mayor del club, que se hizo sin embargo viejo al mismo tiempo y por la misma razón (la Guerra Civil española) tiene una superficie mucho mayor y edificaciones en mejor estado, amén de un sistema regulado de visita, pero el de Rodén presenta elementos magníficos que bien merecen un paseo para los amantes de este tipo de vestigios históricos. Hay otro en Tarragona, en Corbera de Ebro, que también ha preservado y rescatado acertadamente su entorno y patrimonio.

El pueblo viejo de Rodén está en una loma cercana a Fuentes de Ebro (forma parte del municipio fuentero) y tiene debajo el pueblo nuevo de Rodén, construido tras el conflicto civil por el programa Regiones Devastadas. Después de la última ofensiva republicana de 1937 no quedó prácticamente ningún enser en los edificios que quedaban en pie. Después de muchos años de reivindicaciones e ilusiones compartidas por multitud de fuenteros, se consiguió la catalogación de Bien de Interés Cultural para el pueblo viejo de Rodén en 2017. Las obras de recuperación de los edificios más icónicos llevan una velocidad dispar y, como suele ocurrir en estos casos, se han vivido desencuentros al respecto.

El Castillo del Moro, como se le conoce popularmente, es una de esas joyas del pueblo viejo; viene de la época mudéjar, y sufrió un derrumbe hace cuatro años. Junto a la iglesia de San Martín de Tours y la torre adjunta, constituyen los elementos más reconocibles del pueblo. La Asociación Torre de Rodén se fundó hace ocho años y pone su foco (con el apoyo de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa) en que este patrimonio no caiga en el olvido. “Aunque carecemos de capacidad económica y objetivamente no somos nadie para meter mano en el asunto, sí estamos pendientes de su estado y colaboramos en lo que podemos –comenta el artesano Alfonso Soro, uno de sus fundadores– y se han dado pasos muy interesantes. Con una subvención de la DPZ cercana a los 60.000 euros se puso una cubierta en la torre, que está consolidada, y hay un proyecto para actuar en parte del castillo. La restauración de la torre de la iglesia comenzó hace unos cuatro años y se ha hecho un buen trabajo”.

La iglesia se desescombró, pero aún queda mucho trabajo por hacer. “No sabemos cómo seguirá el asunto –comenta Soro– porque el presupuesto de la restauración y desescombro de la iglesia, rellenado grietas y colocación del paramiento del castillo ronda los 100.000 euros”. En la iglesia estuvo en su día el escudo de Rodén, aunque el destino actual de este vestigio es desconocido. “El pueblo de Rodén se está mimetizando con el entorno. Es normal, porque estaba básicamente construido en piedra de alabastro –explica Alfonso– que no es el material más consistente, pero eso no quita para que tratemos de conservarlo lo mejor posible”.

En la Asociación hay medio centenar de miembros. “Hemos mandado folletos informativos a las casas de Fuentes para que se sume el que quiera; cada año se hace una carrera popular en primavera, que tiene mucho tirón, y en septiembre se celebran las Jornadas Europeas de Patromonio en el seno de la Asociación”. En este 2020, la carrera no se ha celebrado en las fechas previstas por motivos obvios relacionados con la pandemia de la covid-19.

Rodén rompe una lanza por su patrimonio
Laura Uranga

Hallazgos

En el entorno del pueblo viejo de Rodén también hay restos de un poblado de la Edad de Bronce. “Por si fuera poco –cuenta Alfonso– hace tres años se hizo una excavación de un taller de vasos de alabastro torneado de la época andalusí, hacia el siglo XI, que no se conocía; otra cosa inusual. Salieron unas 2.200 piezas de escombrera, no acabadas, pero ese volumen de hallazgos tiene un valor patrimonial tremendo para Rodén. El director de la excavación fue Javier Fanlo, y contamos con Jesús Picazo, profesor de Historia de la Universidad de Zaragoza, así como con el arqueólogo Alfonso Cabetas y el apoyo de miembros de la Asociación. Estuvimos sacando tierra algo más de una semana, fue una gran experiencia”.

Desencuentros aparte, está claro que el interés de todos los fuenteros (y de los actuales vecinos de Rodén, apenas unas decenas) es ver al pueblo viejo de Rodén con la infraestructura mínima para su visita y disfrute. Cuando las obras concluyan será el momento de valorar el alcance de los logros y la viabilidad de un futuro turístico para el enclave.

Defensa del patrimonio y nuevas iniciativas en el horizonte

Alfonso Soro, de la asociación Torre de Rodén, es ceramista y artesano; también trabaja el alabastro, entre otras muchas cosas. El pueblo viejo de Rodén es su gran afición, no exenta de preocupación. “Se ha perdido la documentación, la guerra civil se encargó de eso, pero se sabe que para la época de la contienda vivían aquí unas 300 personas y quedó vacío; después de la guerra volvió gente a vivir, aunque hubieron de soportar malas condiciones, y duraron apenas año y medio antes de que el lugar volviese a quedar vacío”.

La Asociación Torre de Rodén se puso el nombre en homenaje a una joya patrimonial única en el mundo. La torre, hecha en piedra de alabastro, es todo un símbolo. “Tenemos –explica Alfonso– la ilusión de hacer una gran reproducción en alabastro de la torre, de unos dos metros de altura, con la participación de especialistas artesanos. Requeriría de mucho tiempo y una buena inversión, eso sí. No obstante, hemos acometido otros retos con éxito, como la reproducción de un torno de ballesta para la Asociación hecho por un excelente ebanista local, Manuel Jiménez. Es muy útil para charlas y demostraciones. A raíz de los hallazgos en el taller de la época andalusí en Rodén hay un interés creciente por este tema”.

El festival de cine de Fuentes de Ebro que dirige José Antonio Aguilar estableció una sinergia con la Asociación Torre de Rodén a través de un premio, el ‘Ciervo de Rodén’, que se entregó en la última edición celebrada el pasado mes de noviembre. Tiene una base alabastro, coronada por un ciervo de bronce.

El Festival celebró en 2019 su vigesimocuarta edición, con el triunfo del cineasta aragonés Javier Macipe con el cortometraje ‘Gastos incluidos’, que se llevó varios premios individuales.

El pueblo nuevo, con la huella indeleble de su antecesor

El pueblo nuevo de Rodén está a apenas cuatro kilómetros de Fuentes de Ebro, con la vía del AVE Madrid-Barcelona a su vera; es un pequeño conjunto de casas familiares y la nueva iglesia de San Martín de Tours, mismo nombre que la del pueblo viejo. Se accede a ella por un porche en arco de medio punto, presenta contrafuertes laterales y torre de planta cuadrada adosada a los pies del evangelio. Desde el caserío del pueblo se accede a la parte alta muy rápidamente; hay espacio en lo alto del cabezo para dejar los vehículos y poder caminar por los vestigios del pueblo viejo (hasta el cabezo contiguo, desde donde se divisa de una manera más clara) para admirarlos con calma. Carlos Bitrián, de Apudepa, valora el pueblo viejo de Rodén como “uno de los depósitos memoriales y de experiencia espacial más interesantes que en España se conservan en relación con la Guerra Civil”.

Cómo llegar a Rodén y curiosidades

Comarca. Comunidad central.

Cómo llegar. Desde Zaragoza, su capital de provincia, hay 27 kilómetros por la N-232, cogiendo el desvío de Fuentes.

Para comer y dormir. El hostal y restaurante San Miguel es la opción hostelera en Fuentes con mayor valoración entre los usuarios. El hostal y restaurante Elena y el Texas 2 son dos opciones interesantes en Fuentes.

Cebolla dulce. La Denominación de Origen Protegida (DOP) Cebolla Fuentes de Ebro fue creada a finales de 2010; es la única cebolla en España que posee este sello de calidad. Esta DOP defiende la calidad del producto en los municipios de Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto y Villafranca de Ebro.

Fiestas. Rodén celebra sus fiestas en San Martín, el 11 de noviembre, con la típica comida, dance local y fiesta con DJ; el año pasado tuvo a un especialista local a los platos, Carlos Hollers.

Reportaje de la serie ‘Aragón es extraordinario’.

Etiquetas
Comentarios