Despliega el menú
Aragón

educación

Las carmelitas cumplen un siglo de enseñanza en Zaragoza

El colegio Nuestra Señora del Carmen se fundó en 1920 y en el primer curso impartió clase a 40 alumnas. Ahora, más de 1.000 estudiantes se forman en estas instalaciones.

Las hermanas Carmen Sanz (derecha) y Carmen Roca (izquierda), junto a la directora, Elisa Moreno.
Las hermanas Carmen Sanz (derecha) y Carmen Roca (izquierda), junto a la directora, Elisa Moreno.
Oliver Duch

Un siglo ha pasado desde que la primera comunidad de enseñanza carmelita se instalara en Zaragoza. El 12 de junio de 1920 un grupo de hermanas adquirió un colegio de segunda enseñanza por un periodo de cinco años. "Durante el primer curso había 40 alumnas", destacó la hermana Carmen Roca, que lleva ligada a esta institución desde que la matricularon en "parvulitos". Ahora son más de un millar los alumnos que cada año se forman en estas instalaciones, que mantienen "sus valores y raíces, pero que se van adaptando a los cambios de la sociedad", tal y como subrayó su actual directora, Elisa Moreno, quién también fue alumna y vivió interna en el colegio.

Del primer centro en el que comenzaron su andadura, en 1925 se trasladaron a otro espacio el paseo de Sagasta y en 1949 ocuparon los actuales terrenos en la calle Joaquina de Vedruna, fundadora de la Congregación de las Carmelitas de la Caridad. "Santa Joaquina era un ejemplo de conciliación y su inquietud era la formación de la mujer. Tuvo nueve hijos, enviudó y se dedicó de lleno en esta misión", subrayó la hermana Carmen Sanz, que fue alumna y profesora del centro zaragozano. La igualdad de derechos, la familia y la apertura, destacó Sanz, son algunas de las características de este colegio que nació con voluntad de "atender a todos".

El centro, donde se imparten clases desde infantil hasta bachillerato, todavía conserva su gran escalinata. También la capilla e incluso algún aula. "El antiguo laboratorio de ciencia –ahora reconvertido en el aula de diseño– todavía conserva la estructura y mobiliario original", recordó la hermana Roca que durante años impartió allí asignaturas de la rama de ciencias. Otros espacios se han ido reconvirtiendo a lo largo de este siglo. Las habitaciones dedicadas al internado ahora son aulas de bachillerato, en las que las mesas no son individuales, sino que forman bancadas. Además, la pizarra ocupa todo el frontal. "Trabajamos con la metodología TBL –Team Based Learning–", subrayó Moreno. La intención es preparar a los alumnos para la toma de decisiones en su vida profesional.

La crisis de la covid-19 ha obligado a celebrar este centenario de un modo diferente al que tenían previsto. Aún así, las nuevas tecnologías permitieron que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, diera el pregón el pasado 22 de mayo, día de la festividad de Santa Joaquina de Vedruna. También se programaron actividades virtuales y se hizo una ofrenda de flores. Unos actos "inolvidables" con los que celebrar 100 años de historia.

Etiquetas
Comentarios