Despliega el menú
Aragón

turismo

Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano

Tras el parón obligado por la pandemia aumenta el interés por el turismo al aire libre en la Comunidad.

Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
AECA

Están ubicados en zonas naturales privilegiadas y la calidad y seguridad de sus instalaciones sitúan a algunos de ellos entre los mejores cámpines de España. Y están en Aragón. Hoy se asemejan más a complejos hoteleros que a sencillos lugares de acampada, sin apenas servicios, tal y como ocurría hace unas décadas, y cuentan con modernos restaurantes, piscinas, escenarios para la animación y hasta spa.

Tras el parón obligado por la pandemia, el sector trata de recuperarse con vista puesta en la campaña de verano. La AECA, asociación que aglutina a los cámpines aragoneses, confía en que este verano la ocupación oscile entre 70 y el 80%. Hasta la fecha, las reservas alcanzan el 50%. De esta cifra, el 15% pertenece a reservas que se han mantenido desde el cierre en marzo, motivado por la crisis sanitaria.

“En este momento estamos en torno a la mitad de ocupación total desde las segunda quincena de julio y durante todo el mes de agosto. La mayor parte de las reservas se han recibido en los últimos 15 días”, cuenta José Manuel Ferrero, gerente del campin Lake Caspe y el presidente de la AECA

Los 24 cámpines que integran la AECA “representan el 50% de las plazas disponibles para este tipo de alojamientos. En total, en Aragón existen algo más de 100 instalaciones de este tipo y de ellas el 50% son municipales. En la Comunidad disponemos de más de 1.000 alojamientos especiales (bungalós, ‘mobil homes’, habitaciones…), lo que supone unas 4.000 plazas de alojamiento”, añade.

Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
Angel Sahun

Aunque muchos de estos negocios han podido abrir sus puertas antes, las restricciones sobre movilidad entre provincias, comunidades y fronteras ha conllevado que, por ahora, la mayoría permanezcan cerrados. “Estamos empezando a abrir en este momento -anuncia Ferrero-. El pasado fin de semana volvieron a prestar sus servicios cuatro de ellos, ya había otros cuatro abiertos y durante esta semana se incorporarán otros tantos. Calculo que estaremos todos operativos a finales de junio, que es cuando, probablemente, se permita la movilidad por toda la Península y, ya en julio, lleguen los turistas de otros países (Francia, Holanda, Alemania, Bélgica y Reino Unido, principalmente)”, relata.

Este año coincidirán tanto clientes asiduos como otros que, por vez primera, se decidan por unas vacaciones en pleno contacto con la naturaleza. “Por las preguntas que nos hacen los clientes a la hora de reservar percibimos que entre ellos hay quienes nunca han vivido la experiencia de alojarse en un campin”, apunta.

Para unos y para otros, lo que sí queda claro es que los cámpines aragoneses “cuentan con todas las garantías sanitarias y se ha elaborado un protocolo con el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE)”, subraya el presidente de la AECA. Sobre la campaña de este año, Ferrero también señala que, aunque en principio las previsiones no apunten a una ocupación del 100% en los meses de verano, esta circunstancia facilitará la gestión de las zonas comunes como restaurantes, piscinas y oros servicios donde los aforos serán limitados debido a las normas de distanciamiento social.

Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
Las reservas en los cámpines aragoneses ya alcanzan el 50% para este verano
enriquearmisen.com

En total, en 2019 llegaron a Aragón algo más de 400.000 campistas, una cifra superior a los 370.000 que lo hicieron en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos generales, Aragón es la sexta comunidad con mayor número de pernoctaciones (1.173.823, en 2019) en centros de acampada, solo por detrás de destinos de playa como Cataluña, Andalucía, la Comunidad Valenciana, Galicia y Cantabria.

Zona de sombra

No todos los cámpines aragoneses pueden vislumbrar una salida a la crisis que ha provocado la pandemia de covid-19. Para algunos puede ser la gota que colme el vaso, como le ocurre al Camping Ciudad de Zaragoza, una concesión municipal -terminó en enero- que no puede cerrar unilateralmente y sigue a la espera de respuestas por parte del Ayuntamiento de la capital aragonesa. Óscar Andrés, gerente de la UTE que ha gestionado el campin desde 2010, asegura que la situación es “insostenible” y que se sienten “en un limbo”, ya que al finalizar la concesión quedó a la espera de un nuevo concurso y, mientras el Consistorio prepara los pliegos, la UTE ha seguido al cargo de las instalaciones y ha tenido que hacer frente a los pérdidas y los gastos con la mitad del personal afectado por un ERTE. Entre tanto, el campin sigue albergando residentes temporales y trabajadores desplazados, algunos de ellos sanitarios, en los bungalós

Etiquetas
Comentarios