Despliega el menú
Aragón

un control de la covid-19

La juez deja en libertad al acusado de escupir y agredir a dos guardias civiles en Ejea de los Caballeros

El acusado escupió a los agentes hace tres semanas a las 00,30 y el abogado de AEGC recurre la decisión judicial.

La Policía Local de Ejea y el Ejército han estado montando patrullas conjuntas estos días.
La Policía Local de Ejea ayudó a los guardia civiles en la noche del suceso, el 10 de mayo, para controlarlo tras la agresión.
P. L. EJEA

La titular del Juzgado de Instrucción 2 de Ejea de los Caballeros ha dejado en libertad provisional al acusado de escupir y agredir a dos guardias civiles la noche del pasado 8 de mayo a las 00.30 en las calles de la población de las Cinco Villas, un horario en el que estaba quebrantando el estado de alarma. El hombre identificado como Antonio J. J. H. fue detenido por un delito de atentado y lesiones. 

El abogado de la Asociación Española de Guardia Civiles (AEGC), Jorge Piedrafita, ha recurrido la decisión judicial porque considera que le imputran delitos graves al acusado, quien intentó contagiar la covid-19 a los agentes escupiéndoles, les lazó dos tablones de madera para golpearles aunque no les alcanzó, y les amenazó de muerte en varias ocasiones. 

En la AEGC consideran que la actitud del detenido no se justifica  con ninguna presunta adicción que no le hacía consciente de sus actos, así como que el cambio de fase de desescalada  no disminuye el riesgo de la reiteración delictivia. Por eso, esta asociación defiende que el arrestado debe mantenerse en prisión y poner en riesgo la salud de los agentes deben recibir una pena adecuada y no salir gratis. 

Los hechos ocurrieron alrededor de las 0.30 del pasado 8 de mayo, cuando una pareja de la Guardia Civil se cruzó en la calle de Ramón y Cajal con este hombre, que rebuscaba en la basura y llevaba un carro, donde encontraron una barra de hierro. Su actitud violenta ante la detención provocó que una patrulla de la Policía Local de Ejea se trasladara al lugar para auxiliar a los guardia civiles. 

Los agentes le informaron de que iban a a sancionarle por incumplir el confinamiento fijado en el estado de alarma, pero tras su violenta reacción acabó arrestado por amenazas de muerte, atentado y resistencia a la autoridad, además de por desobediencia grave.

Etiquetas
Comentarios