Despliega el menú
Aragón

industria del papel

Torraspapel plantea un ERTE que afecta a 416 trabajadores en España por causas organizativas

En la fábrica de La Montañanesa, en la que trabajan 465 personas, el expediente de regulación temporal de empleo afectará a 206. Todavía está pendiente de negociarse entre las partes

Visita guiada a la fábrica de papel La Montañanesa, del grupo Lecta, ayer.
Imagen de archivo de la visita guiada a la fábrica de papel La Montañanesa, del grupo Lecta, hace dos años con motivo de su 150 aniversario.
Raquel Labodía

Unos 206 trabajadores de La Montañanesa -integrada en Torraspapel, del grupo Lecta- van a verse afectados por el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) planteado por la compañía por causas técnicas y organizativas para un total de 416 empleados repartidos en cuatro de los centros de trabajo que tiene en España. Según ha podido saber HERALDO, en la fábrica zaragozana, la medida afectará a 206 empleados de una plantilla total de 465; en la catalana de San Joan Les Fonts, a 114 de un total de 141; a 76 de las oficinas centrales de Barcelona; y a 20 de los 24 profesionales del departamento de ingeniería LTC (Lecta Technology Center) Sarrià. 

Para el personal de oficinas, la dirección de Torraspapel ha propuesto, dentro del ERTE, la reducción del 50% de jornada mientras que para los dos centros productivos plantea la suspensión temporal con un máximo de 84 días por trabajador siendo la vigencia del ERTE desde junio hasta el 15 de noviembre.

Fue el pasado 12 de mayo cuando Torraspapel comunicó a la representación de los trabajadores la intención de presentar este expediente de regulación de empleo todavía pendiente de negociarse. De hecho, las partes están convocadas a una reunión el próximo 5 de junio. El convenio colectivo del papel recoge la necesidad de que haya un periodo previo de 20 días para comunicar al comité cualquier medida de regulación de empleo como es esta, de carácter temporal, planteada por el grupo Lecta, según fuentes del sector, para afrontar la caída en ventas y, por tanto, en producción, que se espera los próximos meses en el papel, también afectado por la pandemia.

Desde el inicio de esta crisis sanitaria, la fábrica de La Montañanesa, ubicada en el barrio de Montañana y que cumplió en 2018 150 años de vida, no ha parado de trabajar. Al ser considerada servicio esencial ha mantenido las máquinas de papel en marcha para garantizar en todo momento el ‘packaging’ o embalaje alimentario. Ya en marzo la dirección llegó a un acuerdo con los sindicatos para mantener operativas las máquinas con el mínimo personal necesario y no dejar de dar servicio.

El grupo Lecta, tiene, además de la de Zaragoza, otras cuatro fábricas repartidas por España: en Motril (Granada), Almazán (Soria), Leitza (Navarra y San Joan Les Fonts (Gerona).

Etiquetas
Comentarios