Despliega el menú
Aragón

Lambán critica el régimen foral de Navarra y el País Vasco y la cesión del ingreso mínimo vital

Insta a superar un "agravio" que se mantiene desde hace años y espera que no se vuelva a pactar con EH-Bildu.

PLENO EN LAS CORTES DE ARAGON / 29/05/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
PLENO EN LAS CJavier Lambán conversa con Daniel Pérez Calvo, de Cs, ayer, en las Cortes.ORTES DE ARAGON / 29/05/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Oliver Duch

Al presidente de Aragón, Javier Lambán, no le gustan los "agravios" que favorecen a Navarra y al País Vascopor su régimen foral. Considera, de hecho, que el "cheque en blanco" que tienen desde hace décadas para muchas de sus políticas es "uno de los problemas más graves que tiene la democracia". Y la última prebenda llega ahora con la cesión de la gestión del Ingreso Mínimo Vital, una decisión del Gobierno de Pedro Sánchez con la que el presidente de la Comunidad está "en absoluto desacuerdo", según manifestó en las Cortes. Sus críticas son compartidas por Ciudadanos y por el PAR, que se posiciona "en contra de los privilegios cedidos al País Vasco para contentar al PNVy exige el cumplimiento del Estatuto de Aragón y el traspaso de las transferencias pendientes.

Fue el portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, quien interpeló en las Cortes al presidente de la DGA sobre el "inquietante" pacto en el Congreso entre el PSOE, Unidas Podemos y EH- Bildu que hace que Aragón y otras 14 comunidades se conformen con el "menú del día", mientras el País Vasco y Navarra "pueden endeudarse a la carta". Y se refirió a la cesión del Ingreso Mínimo Vital, un "nuevo agravio»" que debería llevar a los españoles a "dar un puñetazo en la mesa" porque "va a llegar un momento en que en términos de igualdad esto va a hacerse insostenible".

De lejos vienen los privilegios al País Vasco y a Navarra que, para Lambán, se derivan de un problema de fondo: la disposición adicional primera de la Constitución que reconoce el régimen foral y "abre la puerta a toda clase de discriminaciones". Cuando se decida abordar la "reconstrucción del país" tras la covid, "ese agravio es algo que deberían plantear superarlo", advirtió. Del Ingreso Mínimo Vital dijo, a través de Twitter, que es "un compromiso electoral del PSOE de Pedro Sánchez que cobra más sentido en la crisis social y económica generada por la covid-19". Ahí se quedó. Aunque manifestó su "absoluto desacuerdo" con la cesión al País Vasco y Navarra, no ha solicitado, al menos todavía, un trato similar, como sí se ha hecho en Cataluña y Galicia, y en la Comunidad Valenciana, que pide una cogestión.

La cesión del Ingreso Mínimo Vital se suma a prebendas que han recibido los nacionalistas a cambio de su apoyo en el Congreso. Lo han hecho todos los partidos. "Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra", expresó Lambán. Pero hay límites que no conviene cruzar y, aunque "quedó pronto en agua de borrajas", dejó claro su malestar por el acuerdo que firmaron PSOE, Unidas Podemos y EH-Bildu: "Espero sinceramente que no se vuelva a repetir porque me parece una pésima noticia para la estabilidad de la democracia española y del país".

Un margen de déficit mayor

El régimen foral permite a Navarra y el País Vasco pactar de forma bilateral el margen de endeudamiento, mientras las demás regiones deben someterse a la decisión que se fije en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Lambán aseguró que "no está dispuesto a asumir que, aunque el camino sea distinto, la meta sea diferente". Advirtió, por ello, que para desarrollar la estrategia aragonesa de recuperación económica que se aprobará el lunes "es fundamental que se amplíe sustancialmente el margen de déficit".

Muy molesto se mostró con la cesión al PNV del Ingreso Mínimo Vital el portavoz del PAR en las Cortes Jesús Guerrero. En su opinión, "el Gobierno de España ha actuado con una clara ausencia de justicia territorial, en beneficio de su propio interés y en detrimento del interés general de Aragón y las comunidades autónomas". El resultado de este acuerdo genera, según dijo, "asimetrías financieras" y "diferencias inaceptables".

Fondo común contra la crisis

El Gobierno aragonés trabaja para conseguir un fondo común que permita hacer frente a la crisis desde el ámbito local y autonómico. Se intentaría, con ello, afianzar la colaboración entre instituciones y evitar que se produzcan duplicidades. A petición del líder del PP-Aragón, Luis María Beamonte, Lambán se comprometió a reclamar los remanentes de los ayuntamientos y a exigir el pago del IVA devengado de 2017 para ellos como hace "cada domingo" en las videoconferencias que mantiene con Sánchez.

Etiquetas
Comentarios