Despliega el menú
Aragón

fruticultura

Con las manos en una campaña en emergencia

Frutari ya está en plena cosecha de cereza, un trabajo "esencial" que ahora han adaptado a estos tiempos de crisis.

Frutaria ha comenzado ya la recolección de sus cerezas en sus plantaciones aragonesas.
Frutaria ha comenzado ya la recolección de sus cerezas en sus plantaciones aragonesas.
Frutaria

No es una campaña normal. Las restricciones de movimientos y el cierre de fronteras para frenar la expansión de la pandemia han complicado este año la recolección de la fruta dulce, pero la producción no espera y desde comienzos de mayo los titulares de las explotaciones han tenido que ingeniárselas para que la cosecha no se tuviera que quedar en el árbol por falta de manos que la recogieran.

De estas dificultades saben bien los responsables de Frutaria, división frutícola del grupo aragonés Samca, que cuenta en la Comunidad con un almacén elaborador y diez fincas agrícolas repartidas por las provincias de Zaragoza y Huesca en las que produce todas las especies de fruta de verano. Su dimensión explica sus necesidades de mano de obra. De hecho Frutaria emplea durante la campaña (de mayo a septiembre) una media de 500 trabajadores en Aragón, cifra que se eleva hasta los 900 empleados durante la primera quincena de junio.

Normalmente, sus trabajadores proceden de España, de Rumanía y de los países del Magreb. En esta campaña, sin embargo, lo habitual será la excepción. "Desde hace años contamos con una base sólida de trabajadores, auténticos profesionales del campo, pero es cierto va a ser complicado que algunos de ellos, que regresan durante ciertos periodos de tiempo a sus países de origen, puedan venir a trabajar con nosotros este año", señalan desde la empresa, que reconoce que está trabajando para adaptarse "con la llegada de nuevos perfiles".

En Frutaria son cautos a la hora de aventurar si tendrán problemas para cubrir toda la mano de obra que necesitan para completar la recolección. "Aún es pronto para confirmarlo", explican desde la empresa, conscientes de que la campaña es larga y la desescalada podría aliviar las restricciones de movimientos. Pero mientras llega ese momento, consideran que "las bolsas de trabajo internas, externas, del SEPE y la selección a través de empresas de trabajo temporal son herramientas que están funcionando perfectamente a pesar de la complicada situación en la que nos encontramos", señalan desde la compañía, que confía en que gracias a ellas puedan cubrir sus necesidades de mano de obra.

No es este el único servicio excepcional que Frutaria utiliza para sortear las complicaciones que ha añadido a este trabajo "esencial" la crisis sanitaria. Esta empresa, como OPFH (organización de productores de fruta y hortaliza) que es, fue la primera en solicitar, cumplir los requisitos y utilizar el servicio de autobuses que el Gobierno de Aragón ha puesto a disposición del sector para facilitar los desplazamientos de trabajadores aragoneses al campo.

Pero Frutaria también ha trabajado internamente para adaptarse a la situación derivada de la covid-19. "Hace tiempo que nos adelantamos con un protocolo de prevención especial preparado con el asesoramiento de nuestro servicio de prevención externo", señala la firma. Un protocolo, añade, que han ido mejorando y reforzando de acuerdo a las directrices marcadas por el Gobierno.

Alojamientos y protección

También han habilitado los alojamientos de los que disponen de acuerdo a las normas de seguridad y sanidad que exige el control de la pandemia. "Nuestra prioridad es que estén preparados para garantizar la salud de todos nuestros trabajadores en caso de que, por razones de movilidad, necesiten ser utilizados", señalan.

Disponen además de equipos de protección suficientes para que los trabajadores y, aunque reconocen que en algunos momentos ha habido problemas con el aprovisionamiento, insisten en que trabajan para garantizar que todos sus empleados cuenten con los equipos suficientes para realizar la recolección en una condiciones óptimas de seguridad durante toda la campaña.

"Somos una actividad esencial y nuestra responsabilidad es trabajar para poder hacer llegar nuestros productos a los hogares", puntualizan desde Frutaria, que aunque espera que la desescalada permita una flexibilización de los criterios de movilidad que podría favorecer el transcurso de la campaña, afirma que lo prioritario es que "la situación sanitaria vaya estando controlada para avanzar en esa desescalada".

Etiquetas
Comentarios