Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

crisis del coronavirus

La mortalidad creció un 71% del 23 de marzo al 29 de abril con 831 decesos más de lo habitual

El exceso de fallecimientos por todas las causas es más alto en mujeres (75%) que en hombres (62%). La cifra de muertes en la Comunidad se sitúa ya en niveles anteriores a la crisis del coronavirus.

Mortalidad por todas las causas en Aragón.
Mortalidad por todas las causas en Aragón.
HA

Aragón registró en el peor mes de la pandemia de la covid 831 fallecimientos más de lo que sería de esperar en la Comunidad teniendo en cuenta la media de años anteriores, en los que el coronavirus no ha alterado las estadísticas. Solo entre el 23 de marzo y el 29 de abril se contabilizaron en la región 2.008 decesos, lo que representa un exceso del 71%. La evolución de la crisis, sin embargo, refleja que la mortalidad va volviendo de forma gradual a la media estimada de defunciones, situándose incluso por debajo de los niveles anteriores al inicio de la crisis sanitaria. Por lo que se refiere a las muertes confirmadas por coronavirus en Aragón, desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 859 defunciones.

Es lo que se desprende de los datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo), del Instituto de Salud Carlos III, elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología, y que recoge las defunciones por todas las causas que se obtienen del Registro General de Registros Civiles y Notariados del Ministerio de Justicia. Este sistema permite comparar los fallecimientos registrados durante la pandemia de la covid-19 con el número de muertes previstas según las series históricas recogidas desde el 1 de enero de 2008 hasta el año pasado.

En poco más de un mes, que coincide con el peor momento de la emergencia sanitaria, han fallecido por todas las causas 998 hombres, frente a los 618 que sería lo habitual en el mismo periodo. Es decir, se aprecia un exceso del 62%. Respecto a las mujeres, se registraron 992 decesos, 424 más de lo habitual, que se traduce en una diferencia del 75%.

El sistema MoMo arroja otros datos, como que el mayor porcentaje entre las muertes esperadas y las producidas entre el 23 de marzo y el 29 de abril se produjo en la franja de los mayores de 74 años, con 1.601 decesos, el 84% de todos los fallecimientos no habituales en esas fechas. Llama también la atención el exceso de mortalidad que se observa entre los menores de 65 años, con 176 muertes, 81 más de las estimadas en ese periodo de tiempo.

A partir del 23 de marzo se disparó la cifra de decesos en la Comunidad por cualquier causa, aunque ese día, según los datos epidemiológicos aportados por Salud Pública, se llegaron a contabilizar ocho fallecimientos por coronavirus (entonces el acumulado de muertes por esta enfermedad ascendía a 32). Dos días después se registró el pico más alto de fallecimientos en Aragón: con 74. Lo normal ese día, teniendo en cuenta las series históricas, hubiera rondado los 32. Desde entonces se sucedieron varias jornadas con cifras elevadas en cuanto a mortalidad, hasta llegar al 29 de abril, con 48.

El último dato que aporta el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria corresponde al 25 de mayo, donde se observa que los decesos registrados por cualquier motivo en el territorio aragonés (27) están por debajo de lo que cabría esperar teniendo en cuenta la media histórica de fallecimientos desde 2008 (30). Es uno de los indicadores que evidencia que la pandemia se contiene. Esta tendencia se mantiene desde el 16 de mayo y, en poco más de diez días, no se ha vuelto a registrar un exceso de mortalidad en Aragón.

Por comunidades autónomas

El análisis de la mortalidad permite comparar también la evolución de fallecimientos en el resto de España. Así, por ejemplo, en el caso de Madrid, una de las comunidades más afectadas por el coronavirus, se puede comprobar que el periodo que se analiza comienza casi dos semanas antes que en Aragón y se prolonga hasta el 24 de mayo. En esos más de dos meses, esa región ha alcanzado los 20.522 fallecimientos, 11.913 más que lo que podría ser habitual en este periodo, lo que representa un exceso del 138%.

En Cataluña, otra región castigada por la covid-19, se aprecia una diferencia menor, del 44% entre los decesos totales -15.346- y los habituales -10.681-, entre el 23 de marzo y el 22 de mayo. La Rioja, que comunicó al inicio de la crisis sanitaria un importante brote, tiene un exceso del 79%, entre los 575 muertos por todas las causas y los 322 esperados; y Navarra, de 135%, con 1.047 fallecidos -un exceso de 602- en menos de un mes, del 22 de mazo al 18 de abril.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión