Despliega el menú
Aragón

Fruticultura

Lluvias, heladas y granizos reducen este año un 9,4% la producción de fruta de hueso en Aragón

Cooperativas Agroalimentarias de España prevé una cosecha de 464.000 toneladas de melocotón, nectarina, pavía y paraguayo.

Imagen de archivo de la recogida de fruta en Aragón.
Imagen de archivo de la recogida de fruta en Aragón.
Heraldo.es

Cuando apenas quedan diez días para que comience la recolección en las principales zonas productoras de Aragón, las primeras previsiones de cosecha de fruta de hueso –melocotón, nectarina, pavía y paraguayo– apuntan a la baja. Según las estimaciones de Cooperativas Agroalimentarias de España, la Comunidad recogerá este año 463.920 toneladas de estas especies, lo que supone un descenso del 9,41% respecto a la producción de 2019. La cifra se sitúa además por debajo de la media de los últimos cinco años y se convierte en la cosecha más corta desde 2015.

Han sido los accidentes climáticos los que han provocado este descenso. Intensas y persistentes lluvias, heladas o granizos, pero también un invierno suave en el que no ha habido las suficientes horas de frío para el adecuado cuajado de los frutos han provocado esta merma, que se anotan no solo los cultivos aragoneses, sino todos los del país, donde se espera recoger poco más de 1,4 millones de toneladas, un 11,91% menos respecto a la campaña anterior, o lo que es lo mismo, 200.000 toneladas menos que hace un año. La situación se repite también en los principales países productores europeos (Italia, Francia y Grecia), que junto con España sumarán una producción de casi 3,2 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 17%, según se ha puesto de manifiesto en la última reunión por videoconferencia de Europech, el foro europeo en el que los representantes de los países productores colaboran desde hace más de 30 años para poner en común su información sobre la estimación de la producción y en la que participa Javier Basols, fruticultor de Binaced (Huesca) y presidente del grupo de trabajo de fruta de hueso de Cooperativas Agroalimentarias de España.

No solo las incidencias climáticas son responsables de estos descensos. "Venimos arrastrando unos precios tan bajos que también se han producido una reducción de hectáreas", señaló este lunes Basols, que reconoció, sin embargo, que la caída en Aragón es menor que en otras comunidades porque los siniestros por lluvias o pedriscos han sido inferiores que en otras zonas del país. También existen en Aragón plantaciones jóvenes que ahora han entrado en producción y que explican que el recorte sea inferior. "Pero estamos muy cerca del descenso medio de todo el país", matizó.

Todas las especies verán mermada su producción, aunque la mayor caída se espera en paraguayo, donde se prevé una cosecha de 69.074 toneladas, un 11,91%. Se recogerán unas 82.507 toneladas de melocotón (-9,43%), 145.093 toneladas de pavía (-7,94%) y 167.246 toneladas de nectarina (-9,59%).

La caída es muy significativa en albaricoque –que se analiza de forma separada–, producción en la que se estima en Aragón un descenso del 25,42%. Y aunque en dicho foro no se analizaron las estimaciones de cosecha de ciruela y albaricoque, Cooperativas Agroagroalimentarias avanza que también se esperan significativos descensos de la producción.

Mano de obra

Aunque una de la principales incertidumbres que el sector ha vivido durante el estado de alarma ha sido la dificultad para disponer de mano de obra, Basols aseguró que, hasta ahora, "no ha habido problemas importantes" para realizar las labores de aclareo y recogida de las producciones tempranas, aunque eso no quiere decir que no haya habido alguna complicación puntual.

Eso sí, advirtió, "veremos lo que sucede cuando comience el pico de la campaña" en las próximas semanas, aunque este fruticultor y representante de Cooperativas Agroalimentarias espera que la flexibilidad que comienza a dar la desescalada para que viajen a España los trabajadores europeos, sobre todo los rumanos, "ayudará a organizar la campaña en mejores condiciones".

Los fruticultores esperan además que se mantengan los buenos precios con los que ha arrancado la cosecha en el sur español y que continúe el crecimiento del consumo interno detectado durante el confinamiento. Pero no menos importante será la buena marcha de la exportación, porque "la producción española nunca podría ser absorbida por el mercado interno", matizó Basols, que reconoció que, al menos de momento, la comercialización fuera de nuestras fronteras está funcionando.

Etiquetas
Comentarios