Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Opinión

La carta de la médico

OPINIÓNACTUALIZADA 26/05/2020 A LAS 12:26
Profesionales del Hospital Clínico se concentran a las puertas del centro.
Profesionales del Hospital Clínico se concentran a las puertas del centro.
Heraldo

Todos los fines de semana de los dos meses del estado de alarma nos hemos reunido por Skype con un grupo de padres amigos para compartir los problemas, como los familiares afectados por la covid-19, y comentar las soluciones del día a día. Pero el límite a la charla eran siempre las ocho de la tarde, porque todos queríamos aplaudir a los sanitarios en agradecimiento por lo que sabíamos, nos contaban y... lo que ignorábamos.

El aplauso de la sociedad a los que peleaban en los hospitales contra la covid-19 acabó hace una semana, el domingo 17 de mayo, pero los motivos no se han detenido. En lugar de hacer encuentros, una treintena de médicos del Hospital Clínico crearon un lugar dentro del móvil a través del Whatsapp para compartir dudas, razones, tristezas, miedos y alguna alegría (las menos), para afrontar cada día la batalla contra el coronavirus. La médico Adela Marín, una experimentada internista del hospital Clínico, decidió escribir una carta a HERALDO bajo el título ‘Cuando los números son almas’ para que la gente conociera el antes, el durante y el después de cada jornada con los pacientes y en su casa. Lo que se contaban sus compañeras para ayudarse.

La preparación de los médicos, el desamparo terapéutico, la dificultad de los fármacos, el miedo del contagio, el insomnio, las mentiras a sus padres para que no sufrieran, los intentos de los gobiernos de responder ante una pandemia que nos cogió en fuera de juego, los agradecimientos de las familias de los afectados... Menos mal que una hija, Ana, maduró y ayudó a su madre para que volviese a la pelea. Aplausos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión