Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Alagón y Sax renuevan sus lazos con mucho arte

El hermanamiento de la localidad zaragozana con la alicantina exhibe este año una nueva imagen, diseñada por el alagonero Diego Vicente y la firma local Línea Diseño.

La obra de Diego Vicente que renueva la imagen del hermanamiento entre Alagón y Sax
La obra de Diego Vicente que renueva la imagen del hermanamiento entre Alagón y Sax

El hermanamiento entre la localidad zaragozana de Alagón y Sax (municipio alicantino que ronda los 10.000 habitantes) data de 1965. Una tradición entroncada con el encuentro de ‘moros y cristianos’ que va alternando sede y que este año no va a poder renovarse del modo habitual. Agarrando la contingencia con un espíritu proactivo, el Ayuntamiento ha unido fuerzas con dos alagoneros que destacan en el mundo de las artes: Mariano Bazco (con su empresa Línea Diseño) y el ilustrador Diego Vicente. El objetivo era renovar la iconografía y la imagen de ese hermanamiento, y la ilusión se ha hecho realidad de un modo espectacular.

“Estoy muy contento –explica Bazco– por la ilusión con la que el Ayuntamiento de Alagón ha asumido el proyecto a través de las concejalías de Cultura y de Festejos, y de la confianza depositada en Línea Diseño; nos han dado cancha. Lo empezamos a trabajar en febrero y enseguida vino el estado de alarma, lo que comprometía todo el proyecto... pero fue al revés. los implicados lo cogimos con más ganas aún”.

Mariano detalla el proceso. “Contacté con Diego Vicente y quedamos en trabajar esta nueva imagen corporativa para el encuentro con Sax. Diego ha hecho un cuadro fantástico, del que habrá ‘merchandising’ y que se ha empezado a difundir en redes; además, ya hicimos una primera presentación por Skype hace unos días. Diego vive en Madrid, ni siquiera nos conocemos personalmente, pero su trabajo con el colectivo Boa Mistura le avala, son de lo mejor que hay en arte callejero a nivel mundial, y hemos colaborado bien a distancia”.

Un cuadro sentimental

Diego Vicente trabaja de manera independiente desde hace un año, después de pasar un lustro años Boa Mistura. “Mariano me habló del entusiasmo del Ayuntamiento con esta idea; buscaban salirse de lo habitual, sin desmerecer la visión clásica. Acepté encantado; trabajar para el Ayuntamiento de mi pueblo es un orgullo. Vengo del grafiti y ahora me veo en esto, es bonito tener oportunidades así. Mi trabajo da una visión más contemporánea, personifica en las dos chicas a dos villas separadas por muchos kilómetros pero unidas por un sentimiento palpable y que va más allá de lo institucional. Hay toque festivo, y el contraste entre colores fríos y cálidos es también sensorial, se palpa igual con los ojos abiertos o cerrados. Además, la obra está abierta a la reinterpretación de quien la vea”.

Reportaje de la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios