Despliega el menú
Aragón

Aragón da otro paso en la desescalada e insiste en reclamar más flexibilidad para los pueblos

Sanidad acepta que pase este lunes a la fase dos, por lo que no habrá franjas horarias para salir a la calle. La movilidad entre provincias continúa prohibida, aunque la DGA seguirá exigiéndola. 

Gente con mascarilla en una calle de Zaragoza
Gente con mascarilla en una calle de Zaragoza
Oliver Duch

Aragón da un nuevo paso en la desescalada y desde este lunes se levantarán las limitaciones horarias para salir a la calle, los hoteles y centros comerciales podrán reabrir sus puertas, los bares y restaurantes atenderán a sus clientes en el interior de sus locales y, de nuevo, habrá bodas, velatorios y programación en cines y teatros. Eso sí, habrá restricciones de aforo para minimizar las posibilidades de contagio del coronavirus.

El encargado de dar la noticia fue el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien compareció este viernes por la tarde tras el Consejo de Ministros para dar cuenta de los avances en la aplicación del ‘Plan para la transición hacia una nueva normalidad’, con los que media España se beneficiará de la misma flexibilización que había solicitado Aragón. Los que se han adelantado son los vecinos de los pueblos de menos de 10.001 habitantes, que desde este viernes pueden disfrutar de algunas de medidas previstas para la fase dos gracias a la orden ministerial publicada por la mañana en el Boletín Oficial del Estado.

Lo que sigue vetada es la movilidad entre provincias, como habían reclamado varias autonomías, entre ellas la aragonesa. Tampoco se ha aceptado que pueda extenderse a municipios aragoneses limítrofes con Cataluña, Valencia, Castilla-La Mancha y Navarra pese a los importantes lazos socioeconómicos que los unen.

Ambas reivindicaciones seguirán en la agenda aragonesa y se volverán a plantear al Gobierno central a partir de la próxima semana, al igual que la reclamación de flexibilizar aún más la desescalada en los pueblos. Así lo han planteado tanto el comisionado para la lucha contra la despoblación, Javier Allué, como el director general de Salud Pública, Francisco Falo, quienes han adelantado que se pedirá que el medio rural progrese más rápido y se apliquen ya medidas previstas en la fase tres, la última, cuya aplicación se ha programado, como pronto, a partir del 8 de junio. En concreto, Allué ha indicado que la pretensión es que se reduzcan las limitaciones en la actividad socioeconómica, como son los aforos.

La reivindicación no ha impedido a ambos altos cargos de la DGA resaltar el avance que supone pasar a la fase dos de la desescalada, que han valorado como una "oportunidad" para recuperar la normalidad e "ir perdiendo miedos sin perder el sentido de la responsabilidad".

Falo ha considerado que la mejora de la capacidad de diagnóstico de la covid-19 y el hecho de que el sistema sanitario siga "en alerta" ante cualquier repunte de la enfermedad permitirá a Aragón dar el último paso en la desescalada. De ahí que el Salud vaya a reponer plantilla y reforzar el número de profesionales de Atención Primaria, al igual que en los hospitales, para ganar rapidez a la hora de identificar contagios y aislar a los afectados.

Apuesta por la detección precoz

El Ejecutivo autonómico ha modificado sus protocolos en la detección, notificación y atención de casos de coronavirus para adaptarlos a los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad, que priorizan ahora la detección precoz mediante prueba PCR y el aislamiento de los contactos de los casos confirmados. Falo ha vaticinado que esto provocará un aumento de casos en los próximos días y de ahí la necesidad de que el sistema sanitario esté "en tensión" y del "esfuerzo" en contratar a 144 sanitarios para Atención Primaria.

El comisionado para la lucha contra la despoblación también ha querido destacar que la orden en la que se flexibilizan medidas para municipios de menos de 10.001 habitantes "calca" en su exposición de motivos algunas de las reivindicaciones de Aragón en relación con la "justicia territorial". "Su importancia reside en el hecho de que, por fin, el Gobierno de España haya normativizado una singularidad para el medio rura"», ha añadido.

Etiquetas
Comentarios