Despliega el menú
Aragón

Opinión

Las células de Ferrel y Hadley

Por
  • Nacho de Blas
ACTUALIZADA 20/05/2020 A LAS 02:00
Foto de archivo de un laboratorio en Wuhan
Foto de archivo de un laboratorio en Wuhan
SHEPHERD HOU

Acabo de oír a la vicepresidente Carmen Calvo hablando de que Nueva York, Madrid, Teherán y Pekín están casi en la misma recta horizontal en el mapa, y que eran grandes ciudades donde la covid-19 ha tenido gran incidencia. No tengo claro porqué incluye Pekín en ese grupo, ya que la ciudad más afectada en China es Wuhan y se sitúa más al sur.

La Tierra se divide en varias zonas climáticas denominadas células. Nos interesan las células de Ferrel y la de Hadley. La célula de Ferrel norte es la franja situada entre 30º y 60° de latitud norte, y engloba los países que concentran la mayoría de casos en esta pandemia. Esto no es nuevo y ha ocurrido antes con otras enfermedades respiratorias. En los últimos 250 años se han producido 10 pandemias de gripe y todas se iniciaron en esta célula, al igual que las epidemias de SARS y MERS. Esto se debe a que allí vive el 35% de la población mundial sobre todo en zonas urbanas. También influye su clima templado con estaciones marcadas y exposición a la luz solar variable a lo largo del año y más reducida en invierno.

Esas características climáticas son similares en la célula de Ferrel sur, pero con la diferencia de que menos del 2% de los habitantes del planeta viven entre los 30º y 60° de latitud sur.

El resto de la población (casi el 60%) viven en la célula de Hadley (entre 30ºN y 30ºS) con un clima tropical con dos estaciones (húmeda y seca) y radiación solar más intensa y constante durante todo el año. Allí las enfermedades respiratorias son menos frecuentes, y no tienen una estacionalidad tan marcada. Por el contrario, debido a ese clima presentan una mayor incidencia de enfermedades vectoriales, es decir transmitidas por insectos, como malaria y dengue.

*Nacho de Blas, Profesor Titular de la Universidad de Zaragoza

Etiquetas