Despliega el menú
Aragón

agricultura

Formación reglada en el campo de las aromáticas

El CITA y otras tres entidades españolas y francesas van a poner en marcha un observatorio transfronterizo y módulos formativos en este campo.

Parcela en la que pueden verse diferentes tipos de plantas.
Parcela en la que pueden verse diferentes tipos de plantas.
CITA

En Aragón, hay en estos momentos alrededor de 200 hectáreas destinadas al cultivo de plantas aromáticas, medicinales y de frutos rojos distribuidas por las tres provincias aragonesas. Una cantidad pequeña en comparación con otros cultivos, pero que, año tras año, va en aumento gracias al interés de los agricultores por diversificar sus cultivos tradicionales con otros que prevén que les den buenos resultados económicos. "En los últimos tiempos, ha aumentado mucho la demanda de información por estas plantaciones y mensualmente recibimos alrededor de ocho o nueve consultas relacionadas con este tema, e incluso hemos creado un grupo de whatsapp con productores aragoneses interesados", matiza Juliana Navarro, investigadora de la Unidad de Recursos Forestales y responsable de este proyecto en el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

Y esta demanda de información y el interés por este tipo de cultivo, no solo en Aragón sino en el resto de España, ha sido una de las principales razones por las que el CITA va a participar en el proyecto FORuO, que consiste en la creación de un observatorio transfronterizo y una red de colaboración para el desarrollo de módulos formativos relacionados con este campo, con el fin de dar una oferta formativa reglada a todas aquellas personas que quieran internarse en el mundo de las plantas aromáticas y frutos rojos. Una iniciativa en la que también participa el Consorcio Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña, el Centro de Formación Profesional y de la Promoción Agrícola Arière-Comminges, el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña, la Escuela Agraria Forestal de Santa Coloma de Farners y el Centro Público Local de Enseñanza y de la Formación Profesional Agraria de Perpignan Roussillon.

"Nuestro reto es lograr una oferta formativa transfronteriza con certificación profesional, de manera que las personas interesadas puedan acceder a una formación cualificada reconocida, que haga posible ampliar las oportunidades laborales de las personas de nuestro territorio", indica Navarro, quien recuerda que el proyecto tiene una duración de 3 años y cuenta con una subvención de 134.360 euros.

En el CITA llevan mucho tiempo investigando sobre estos nuevos cultivos y su proyección. "Debido al interés de los agricultores, comenzamos a prestarles un servicio de consultoría e información y para ello hemos estado varios años viajando por diferentes rincones de España y también de Francia con el fin de recopilar informaciones punteras y trasladarlas y adaptarlas a nuestro territorio. Esto no es fácil, por eso aportamos cada grupo nuestros conocimientos en campos experimentales para seguir avanzando. Desde Aragón, queremos estar ahí aportando y recibiendo la mejor información posible" concluye Navarro.

Etiquetas
Comentarios