Despliega el menú
Aragón

Opinión

Lo que pasa fuera de Europa

Por
  • Nacho de Blas
ACTUALIZADA 19/05/2020 A LAS 02:00
Dos sanitarios trasladan en una camilla a un infectado por coronavirus este miércoles en Nueva York.
Dos sanitarios trasladan en una camilla a un infectado por coronavirus en Nueva York.
Marcus Santos/Dpa

En enero la covid-19 parecía un problema que solo afectaría a China y a algunos países asiáticos, como pasó con el SARS, pero a partir de marzo Europa tomó el relevo de China. Italia, España y Reino Unido han ido alternándose en los primeros puestos de las listas de casos y muertos totales.

En las últimas semanas la epidemia se está propagando en Rusia, que ya ocupa el segundo puesto de casos totales a nivel mundial. Lo más destacable es la bajísima letalidad que están registrando: tan sólo 0,94% frente a 9,96% en España y 14,12% en Reino Unido. Menos mal que ya están en la fase de regresión de la epidemia.

Al otro lado del Atlántico, Estados Unidos suma más enfermos que Europa, pero apenas la mitad de fallecidos. Los más afectados son los estados de la costa este. El estado de Nueva York acumula un 50% más casos que España y aproximadamente los mismos muertos, pero con menos de la mitad de población.

Más al sur, la mayoría de nuestros hermanos americanos iniciaron el confinamiento a la vez que nosotros, y pese a ello la incidencia sigue creciendo en casi todos los países. Perú, Chile y Ecuador ya presentan prevalencias preocupantes, aunque afortunadamente con letalidades muy inferiores a las de España e Italia.

Brasil merece una mención aparte, ya que su gestión sanitaria difiere radicalmente del resto del mundo. Confinamiento poco estricto, presión diagnóstica muy baja y tratamiento generalizado con hidroxicloroquina para tratar la “gripezinha”. Han dimitido dos ministros de Sanidad en un mes. Y ya ocupa el 5º puesto mundial de casos totales, que son más de la mitad de los registrados en todo Sudamérica. Y es posible que la situación sea incluso peor de lo que dicen las cifras oficiales.

*Nacho de Blas , profesor titular de la Universidad de Zaragoza

Etiquetas