Despliega el menú
Aragón

Unizar programa 75 cursos de verano que adapta a la situación de la covid-19

En la página web ya se ha abierto la preinscripción, a la que, de momento ya han respondido 550 personas en menos de una semana.

Puerta Campus Universidad de Zaragoza, Plaza San Francisco/23.10.12/Gloria Morella
Entrada a la Ciudad Universitaria de Zaragoza
Gloria Morella / HERALDO

La Universidad de Zaragoza ha decidido plantar cara a la pandemia de covid-19 y seguir adelante con la programación de los cursos de verano, que en su edición de 2020 prevé la realización de 75, consciente de que una gran parte tendrán que aplazarse a septiembre e incluso solaparse con los de invierno.

En la página web ya se ha abierto la preinscripción, a la que, de momento ya han respondido 550 personas en menos de una semana, lo que, como ha destacado a Efe el director de estos cursos, Ignacio Peiró, demuestra lo que la gente quiere: "saber, cultura y conocimiento".

Del total de preinscritos, 275 son profesionales en activo y el 60 % (317) son mujeres.

La siguiente fase será en el mes de junio cuando se valorará la respuesta a los diferentes cursos y se lanzará la oferta definitiva con las fechas con la previsión inicial de celebrarlos las dos últimas semanas de julio y septiembre, aunque algunos se tendrán que aplazar a noviembre.

Es el caso de 'Logros y desafíos para las políticas de infancia en España' que impartirán Mª Ángeles Espinosa Bayal, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, y el coordinador de UNICEF Aragón, David Corellano, un curso, según Peiró, "muy importante" porque es el único que realiza la organización al año y en esta edición con motivo del 30º aniversario de la Convención de Derechos del Niño.

Para cumplir con las normas sanitarias que marca la pandemia de COVID-19, la intención del director de los cursos es reducir el número de alumnado presencial y combinarlo con clases por internet, una decisión que favorecerá sobre todo a los estudiantes extranjeros que atraen numerosos cursos, entre ellos el del 'Impacto de las sentencias del TJUE en los ordenamientos laborales español e italiano'.

El objetivo es "mantener la competitividad del servicio y el nivel de calidad adaptado a las circunstancias", ha asegurado Peiró.

Peiró ha incidido en que la programación no está destinada solo a profesionales o especialistas en la materia sino que muchos temas son abiertos al resto de la sociedad. Es una "mezcla de alta especialidad con divulgación", ha resaltado.

Y es que su fin es precisamente, además de potenciar el conocimiento, la investigación y la docencia, lograr que la Universidad tenga más presencia entre la sociedad, de ahí que haya una oferta "amplísima" de cursos en todas las ramas, desde el arte y las humanidades, a las ciencias sociales y jurídicas, las de la salud o la arquitectura y la ingeniería.

Entre los cursos que se tratará de mantener en sus fechas figuran el de botánica práctica "Cienfuegos" sobre la flora y vegetación del Moncayo, debido a las características de la materia que se trata y a que se imparte en el exterior con un reducido número de alumnos o el "El estudio de los glaciares como indicadores de cambio climático", que imparte Juan Ignacio López Moreno, investigador del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC.

Son temas muy vinculados con el cambio climático y otros con la situación actual de Europa como el de 'Las raíces históricas y culturales del Brexit' o "Más allá de las elecciones: Escenarios para la participación en una democracia avanzada", algunas de las principales preocupaciones de la sociedad antes de la aparición de la pandemia de coronavirus, recuerda Peiró.

El director de los cursos está casi sorprendido de la respuesta que han tenido las preinscripciones y ha puesto como ejemplo los 70 alumnos que se han interesado por el curso "Conocimientos y habilidades para desarrollar la competencia digital" o los 52 para 'Entomología Sanitaria y control de vectores', un programa que trata las plagas urbanas y el mosquito tigre y que despierta interés en África y América como lo demuestra el hecho de que las principales empresas del sector mandan a sus delegados, según Peiró, quien estima que en este caso se aplazará a septiembre.

El de mamíferos del Pirineo, que previsiblemente se impartirá en noviembre, cuenta con 40 preinscritos y el clásico del órgano ibérico y la voz humana que se imparte en Ansó 35 mientras que otras 30 personas se han interesado por el de narrativa española contemporánea.

Destaca también el curso "Control Avanzado del Sangrado en Trauma y Cirugía Mayor", que coordinan Manuel Quintana, del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario La Paz de Madrid y José Antonio García Erce, director del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra, y que llega a su quinta edición o el de espectroscopia y métodos computacionales

De los 75 cursos programados, 44 se imparten en Jaca y el resto en 15 sedes.

La posibilidad de que parte de los cursos se tengan que aplazar forma parte del objetivo de Peiró de extender también la programación de los cursos de invierno a lo largo de tres meses de jueves a sábado y combinar así la parte didáctica con la de tiempo libre y las posibilidades que da el Pirineo en invierno. 

Etiquetas
Comentarios