Despliega el menú
Aragón

Aragón no retomará la actividad lectiva presencial este curso en ningún nivel educativo

Aragón sí permitirá que los alumnos de 2º de Bachillerato y de los segundos cursos de Formación Profesional puedan acudir a los centros, con cita previa, para acciones tutoriales, de cara a las pruebas que tienen que afrontar estos estudiantes.

Felipe Faci participa en la comisión telemática de las Cortes.
Felipe Faci participa en la comisión telemática de las Cortes.
DGA

Aragón no retomará la actividad lectiva presencial este curso en ningún nivel educativo, ya que las medidas necesarias que se deben cumplir según los protocolos hacen imposible la reincorporación del alumnado, una decisión adoptada después de que la ministra de Educación, Isabel Celáa, haya establecido en la Conferencia Sectorial la voluntariedad de la reapertura.

De este modo, pese al criterio de no reincorporación fijado, Aragón sí permitirá que los alumnos de 2º de Bachillerato y de los segundos cursos de Formación Profesional puedan acudir a los centros, con cita previa, para acciones tutoriales, de cara a las pruebas que tienen que afrontar estos estudiantes.

Una medida que podrá ampliarse a otros cursos y niveles si el profesorado y los equipos directivos consideran que es necesario en algún caso, han informado fuentes del Ejecutivo autonómico en un comunicado.

Tampoco volverán la actividad lectiva presencial en los centros de educación especial ni las escuelas infantiles dependientes del Gobierno de Aragón.

El resto de la oferta, tanto en el caso de las dependientes del Ayuntamiento como las privadas, podrá abrir si así lo estima su titularidad. El Gobierno de Aragón enviará el protocolo sanitario previsto para la fase 2 y que, por tanto, resultará de obligado cumplimiento en el caso de apertura.

El consejero ha explicado este jueves durante su comparecencia en el Pleno de las Cortes, a petición de Ciudadanos, que había pedido a Celáa en su intervención en la Conferencia Sectorial que no se llevara a cabo esta reincorporación a las aulas en el presente curso por no darse las condiciones adecuadas por la crisis sanitaria de la covid-19. 

Plan de conciliación

El consejero de Educación, Felipe Faci, ha pedido a la ministra del ramo, Isabel Celáa, en la Conferencia Sectorial, que no se incorporen los niños de 0 a 6 años a los colegios en la segunda fase de la desescalada al no poder garantizarse las medidas sanitarias o que las Comunidades tengan autonomía para decidir, así como un plan general de conciliación. 

Faci ha solicitado a la ministra una un plan de conciliación "de carácter general" para paliar la "brecha" existente en esta materia que ha puesto de manifiesto la caída del sistema educactivo presencial.

Además del proceso de escolarización, que se ha recuperado esta semana, el Departamento trabaja en la elaboración de un plan de contingencia.

Sin clases presenciales el arranque del próximo curso

Varias comunidades autónomas se han mostrado este jueves reticentes ante la posibilidad de abrir los centros educativos para niños de 0-6 años a partir del 25 de mayo, como se contempla en la fase 2 de la desescalada, y algunas como la madrileña han pedido al Gobierno informes sanitarios que lo avalen.

Educación y las comunidades han acordado que un grupo de trabajo concrete, antes del verano, los planes para llevar a cabo el comienzo del próximo curso, que podría hacerse sin clases presenciales si hay algún rebrote de la enfermedad que obligue de nuevo a confinamiento.

Han detallado, tras la tercera Sectorial desde que se decretara la crisis sanitaria, tres escenarios posibles:

1- La evolución de la pandemia permite que la actividad educativa se lleve a cabo de manera presencial en los centros educativos sin la obligación de mantener la distancia interpersonal.

2- La evolución de la pandemia continúa obligando a mantener la distancia interpersonal en todos los centros educativos como medida de prevención para evitar contagios.

3- La evolución de la pandemia impide el desarrollo de la actividad educativa presencial en algún momento del curso 2020-21 debido a algún rebrote de la enfermedad que obligue de nuevo al confinamiento.

Celaá señaló hace unos días que el próximo curso, si no hay vacuna antes, tendrá que haber un máximo de 15 alumnos por clase y se combinará las clases presenciales con las "online".

En todos los tres supuestos planteados será necesario "adaptar los currículos y las programaciones de los cursos, áreas y materias para prestar especial atención a las competencias fundamentales".

También para "recuperar los déficits ocasionados por la importante alteración que provocó la brusca suspensión de la actividad educativa presencial en marzo".

Etiquetas
Comentarios