Despliega el menú
Aragón

dimisión de pilar ventura

Los sanitarios, satisfechos por la decisión de Ventura, apelan al "diálogo" en esta nueva etapa

Reclaman que se aúnen fuerzas para la lucha contra el coronavirus, en la que son necesarios "todos los recursos" y piden a Lambán que el sustituto tenga "una acreditada experiencia sanitaria".

Los sanitarios lo tenían claro: la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, debía dimitir. Y así lo hizo este martes por la tarde. Una decisión que tanto sindicatos como colegios profesionales elogiaron después de cuatro días de protestas tras las declaraciones de la titular de Sanidad, quien aseguró que al inicio de la crisis sanitaria se les dejó hacer EPI caseros porque era un "estímulo". "Le honra reconocer sus errores y no aferrarse al cargo ante el clamor de voces que pedían su salida", puntualizaron los sindicatos médicos CESM y Fasamet. En el mismo sentido se manifestaron los Colegios Oficiales de Enfermería de la Comunidad. En términos generales, el colectivo sanitario apeló al "diálogo" ante esta nueva etapa, en la que esperan que al frente de la Consejería se sitúe alguien con "experiencia sanitaria", pero también de gestión.

"Ahora más que nunca se necesita una Consejería de Sanidad que esté a la altura de las circunstancia para asumir el gran reto de gestionar el sistema sanitario aragonés", detallaron desde el Consejo Autonómico de Médicos de Aragón, formado por los colegios profesionales de las tres provincias. Una opinión que compartieron desde el sindicato de enfermería Satse, cuya secretaria autonómica, Pilar Navaz, confió en que este periodo que comienza se caracterice por "la eficacia para gestionar la sanidad y el respeto a los profesionales". En este sentido, pidieron al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, que el sucesor sea alguien que conozca la sanidad aragonesa en profundidad y que también "tenga experiencia en la gestión". "Ante una crisis como la actual es casi obligado que la nueva persona responsable tenga una acreditada experiencia sanitaria", recalcaron CESM y Fasamet.

Desde CC. OO., quienes pidieron su cese como consejera "tras una larga reflexión interna" también mostraron su alegría ante la decisión final. "No ha sabido estar a la altura como sí que lo han estado los profesionales", lamentó Delia Lizana, secretaria general de Sanidad del citado sindicato. Asimismo, criticó las palabras del presidente autonómico, quien durante la dimisión de la consejera "no reconoció en ningún momento los errores cometidos". Aún así, mostró su "absoluta disposición" a colaborar en la lucha común que supone el coronavirus.

CSIF y UGT fueron los únicos representantes de los trabajadores que durante las últimas jornadas no pidieron al presidente aragonés el cese de Ventura. "No era el momento", destacó Alicia Hernández, secretaria general de empleados públicos de UGT, en alusión a la pandemia actual. Por su parte, Evangelio Navarro, representante de Sanidad de CSIF Aragón, subrayó que se trata de "una decisión personal" que se toma tras "faltar el respeto a los profesionales en varias ocasiones".

Todos las agrupaciones sanitarias recordaron la importancia de cooperar en esta difícil situación, en la que como destacaron desde el Consejo Autonómico de Médicos, "ningún recurso debe ser infravalorado y subestimado". Asimismo, recalcaron que la principal demanda para atender esta crisis es contar con los EPI necesarios y adecuados, además de que a todos los profesionales les hagan tanto pruebas PCR como test serológicos. Sin estas premisas, recalcan los sindicatos médicos, "se pone en riesgo la vida de los propios trabajadores y no se puede dar una asistencia correcta".

Casi 900 sanitarios afectados

Desde el inicio de esta pandemia, un total de 885 especialistas han dado positivo en coronavirus y dos personas han fallecido. Se trata de un médico de Atención Primaria y un miembro del personal de limpieza del hospital Miguel Servet. Los últimos datos facilitados por Salud Pública, detallan que el 38% de estos profesionales todavía siguen afectados por la covid-19, aunque el 62% han podido reincorporarse a su puesto de trabajo. Las mayores afecciones se producen entre el personal de enfermería, con 312 contagios.

Etiquetas
Comentarios