Aragón
Suscríbete

turismo

Retirar decoración o desayunos al exterior entre las medidas de las casas rurales

El sector del turismo rural ya tiene reservas para este verano, aunque lo prevé “atípico” e “irregular”.

Casa Rural Mallata en Rapún, Huesca.
Casa Rural Mallata en Rapún, Huesca.
A. C.

"Para nosotros lo más importante es la tranquilidad y seguridad, tanto del cliente como de los pueblos". Con esta premisa Francisco Parra, presidente de la Asociación de Profesionales del Turismo Rural (Autural) y de Turismo Verde de Huesca, asegura que han trabajado en la definición de medidas para las casas rurales, para las que ya hay reservas. Las actuaciones que se van a llevar a cabo, meditadas con el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), pretenden dar, además, "un valor añadido" al alojamiento rural.

Más ventilación, incidir en el uso de agua con jabón, retirar adornos innecesarios que sean difíciles de limpiar o priorizar los desayunos en las terrazas y jardines siempre que se pueda son algunas de las medidas que se han propuesto. También se instalarán papeleras con tapa en los baños y se tendrá en cuenta el distanciamiento social. "Las casas rurales tienen unas plazas muy limitadas, nunca se dan aglomeraciones", apunta Parra, por lo que el cumplimiento de esta norma puede ser más fácil y las restricciones también serán menores. "En las pocas zonas comunes que puedan existir se extremará la higiene y la desinfección", añade el presidente.

En el momento de la confirmación de la reserva se informará al cliente de unas clausulas con las que tendrá que estar de acuerdo y en el recibimiento a la casa se mantendrá la distancia de seguridad. "También se propondrá el cobro por transferencia o con tarjeta de crédito, todo lo que sea para evitar el intercambio de metal", manifiesta Francisco Parra.

"Hay que recordar que la mayoría de las casas rurales están en pueblos pequeños, que son lugares sanos, pero también frágiles"

"Este protocolo tiene que ir acompañado del sentido común de los viajeros, hay que recordar que la mayoría de las casas rurales están en pueblos pequeños, que son lugares sanos, pero también frágiles porque hay muchas personas mayores", señala el presidente de las entidades turísticas. En cualquier caso, Francisco Parra llama a la "tranquilidad": "No hay que ser alarmistas, pero tampoco despreocupados en el cumplimiento de las normas".

Comienzan las reservas del verano

La activación del turismo rural antes que el de otro tipo fue una de las peticiones de Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, al presidente Pedro Sánchez. Desde la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur) consideraron hace unos días que la situación para el sector es "muy complicada" y  que habrá muchas casas rurales que no puedan abrir. A pesar de ello, hay ciudadanos que ya se están interesando. "Está habiendo un número importante de reservas, condicionadas siempre a la situación de crisis sanitaria", confirma Parra.

"Tenemos ganas de recibir a clientes y también la necesidad, pero no a costa de todo"

El verano que se aproxima se prevé "atípico" e "irregular", también "de más trabajo hasta que se llegue a la rutina" defiende Francisco Parra. Sin embargo, no significa que la facturación sea mejor que en otros cursos, ya que han perdido la ocupación de fechas importantes, como Semana Santa, el puente de San Jorge o del 1 de mayo, un tiempo que en algunos casos han invertido en el trabajo en las instalaciones.

"Tenemos ganas de recibir a clientes y también la necesidad, pero no a costa de todo", sostiene Parra en referencia a la preservación de la seguridad de empleados de las casas rurales, clientes y vecinos de los pueblos.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión