Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Cruz Roja celebra su Día Mundial más atípico y solidario en Aragón

La institución, presidida por Pilar Cintora en la Comunidad, ha multiplicado sus esfuerzos para atender a miles de personas. 

Pilar Cintora, presidenta de Cruz Roja en Aragón.
Pilar Cintora, presidenta de Cruz Roja en Aragón.
Guillermo Mestre

Pilar Cintora, presidenta de Cruz Roja en Aragón desde junio de 2019,  está viviendo este viernes un Día Mundial de la Cruz Roja atípico a causa del coronavirus. Una afirmación que matiza: "El día es atípico en su formato de celebración, pero no en el contexto de acciones y actividades que realiza habitualmente la entidad. Nuestro espíritu, nuestra visión, y nuestra misión consiste en atender a los colectivos más vulnerables, y especialmente en situaciones de emergencia y es justo lo que estamos haciendo. Nuestro lema no es otro que el de estar cada vez más cerca de las personas".

La implicación de esta institución se plasma en una serie de actuaciones en las tres provincias aragonesas que desgrana. "En Socorros hemos realizado hasta ahora 1.048 traslados, en apoyo a la labor del 061 y al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón. En Salud, hemos atendido a 35.925 personas, destacando la ingente labor realizada con el reparto de medicación de los hospitales y farmacias. En Intervención Social, cuya labor más importante es la distribución de bienes de primera necesidad, hemos atendido a 13.040 personas, realizando 21.813 acciones. Y en Empleo ya hemos apoyado a más de 1.000 personas", revela.

Pero no termina aquí su radio de acción. "Además de lo comentado anteriormente, se han generado actividades de seguimiento y apoyo telefónico, se ha multiplicado la necesidad de entregas de bienes y de entregas económicas, necesidades relacionadas con la salud, la sensibilización, la necesidad de eliminar la brecha digital para que en las familias más vulnerables se pueda seguir el ritmo de la educación ‘on line’, el apoyo psicosocial que deberemos sostener en el tiempo, la atención especial a las personas que están en la calle...", prosigue.

Una tarea sustentada por el equipo humano de Cruz Roja, tanto el personal laboral como el voluntario de cada una de las asambleas locales y comarcales de la entidad. "Me siento especialmente orgullosa de la actuación y respuesta de todas las personas que forman parte de Cruz Roja, cuya labor es encomiable sin cuestionar la actividad a la que deben acudir, la tarea que se les encomienda, dejando en muchas ocasiones en segundo plano a sus familias y poniendo a disposición de los más vulnerables todo su tiempo y dedicación para lograr el objetivo fundamental: no dejar ni una persona sin el apoyo y aportación que pueda demandar a Cruz Roja", recalca.

Cruz Roja
Reparto de Cruz Roja
Oliver Duch

La última pata que mantiene equilibrado este entramado es la generosidad de particulares y empresas. "No podríamos realizar las acciones que hemos manifestado anteriormente, sin la solidaridad personal y el apoyo económico que se nos está prestando en nuestra Comunidad. Esto demuestra una vez más el carácter solidario de los aragoneses. Siempre que, en cualquier emergencia, Cruz Roja ha demandado su colaboración, la sociedad aragonesa ha respondido", celebra agradecida.

Etiquetas
Comentarios