Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Personal que trabaja con casos covid alojado en un hotel de Zaragoza : "Es una garantía saber que tu familia está segura"

El hotel Ilunion Romareda de Zaragoza acoge a personal sanitario y de residencias en riesgo de contagio tras su ofrecimiento a la DGA, que es quien lo gestiona desde principios de abril. En estos momentos, 28 personas residen en él.

Fernando Gracia este miércoles junto al hotel Ilunion Romareda en Zaragoza.
Fernando Gracia este miércoles junto al hotel Ilunion Romareda en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Trabajar con casos reales de positivos por coronavirus llevó a Fernando Gracia, auxiliar de enfermería en el centro de discapacidad intelectual Camp en Zaragoza (del Instituto Aragonés de Servicios Sociales), a tener que estar confinando en su propio hogar. Con una mujer factor de riesgo por enfermedad ("asma e hipertensión") y con dos niños discapacitados, tenía que tomar todas las precauciones por si acaso. "Veía a mis hijos por el pasillo y les saludaba a distancia. Cada vez que iba a una habitación, luego volvía limpiando todo por donde había estado. ¿Si nos ponemos malos nosotros, qué hacemos con nuestros hijos?", comenta.

Para evitar problemas, Fernando tomó la decisión de alojarse en el hotel Ilunion Romareda de la capital aragonesa, que desde el 10 de abril acoge a personal sanitario y de residencias en riesgo de contagio tras un acuerdo alcanzado con el Gobierno aragonés, que es quien ha asumido la gestión del mismo. La dirección del establecimiento hotelero -una de las empresas sociales de la ONCE- hizo este ofrecimiento de alojamiento gratuito para estos profesionales. Según datos de la DGA, hay 28 personas residiendo en él a día de hoy (21 profesionales procedentes del sector sanitario y 7, del sociosanitario).

Fernando está encantado con la experiencia, que le ha supuesto ante todo tranquilidad. "Es una garantía llegar aquí y alojarte en una habitación en la que no tienes que estar con precauciones y que sabes que tu familia está segura", afirma. Su día a día transcurre entre el centro del IASS en el que trabaja y el hotel, y cuando su familia lo necesita les hace la compra y se la acerca a casa. 

"Ha habido mucha incertidumbre y mucho riesgo. Todo el mundo ha hecho lo mejor que sabía hacer, pero también ha habido grandes lagunas"

En el Ilunion Romareda se quedará hasta que el centro Camp esté "sin casos positivos". "Ha habido mucha incertidumbre y mucho riesgo. Ha habido fallecidos y se han dado casos positivos entre sanitarios y residentes. Está llegando mejor material y con más asiduidad, pero al principio las mascarillas se tenían que llevar 5 o 6 días. Ahora se cambian a diario, tenemos monos cada día y vamos avanzando. Todo el mundo ha hecho lo mejor que sabía hacer, pero también ha habido grandes lagunas. La experiencia ha sido como a nivel nacional: desprovistos de material de prevención y con poca organización", sostiene.

La médico Patricia Mejía este miércoles en el hotel antes de salir para su trabajo.
La médico Patricia Mejía este miércoles en el hotel antes de salir para su trabajo.
P. M.

Decisión inicial "difícil"

También la médico Patricia Mejía, que trabaja en la residencia de personas mayores Romareda del IASS, fue de las primeras en trasladarse al hotel zaragozano. Una decisión "difícil" de tomar por tener que distanciarse de su hija de 18 años y su esposo, de baja médica por una cirugía menor. "Hubo algunos casos positivos en la residencia y tenía pánico de traer el virus a casa. Sin duda era necesario dar este paso para evitar llevar el virus desde fuera al trabajo y del trabajo a mi casa", explica.

Patricia agradece la propuesta "generosa" y "desinteresada" de Ilunion Romareda, donde dice sentirse como en su segunda vivienda. "Extrañas tu casa y tu familia, pero ellos han hecho más amena nuestra estancia. Siempre cordiales con un trato muy próximo y con sus detalles: unos días chocolates y otros fruta fresca. Cuando regreso de la residencia todo está impecable. Dispongo de una salita donde puedo trabajar con el ordenador e incluso he podido hacer gimnasia y un poco de ballet", comenta esta médico, al tiempo que hace referencia al cartel que cuelga en la fachada del inmueble, donde se puede leer 'Se alojan héroes', para "levantar nuestros ánimos".

Pancarta que cuelga en la fachada del hotel Ilunion Romareda de apoyo al personal sanitario que se aloja en él.
Pancarta que cuelga en la fachada del hotel Ilunion Romareda de apoyo al personal sanitario que se aloja en él.
Ilunion Romareda

Asimismo, señala que cuando la situación esté más estabilizada espera poder regresar a su hogar; algo que confía sea pronto. "Estamos volviendo a la normalidad con la negativización de las pruebas de los pacientes infectados y el regreso de otros que permanecían hospitalizados o en dispositivos especiales creados para el efecto. Nos ha afectado mucho la pérdida de algunos de nuestros mayores que, por ser población de alto riesgo y tener múltiples patologías crónicas en su mayoría, no han podido sobrevivir a esta epidemia. Estamos intentando, a pasos lentos y seguros, volver a la normalidad y esperando poder quitarnos definitivamente nuestros trajes para poder estrecharnos de nuevo", dice.

"Estamos intentando, a pasos lentos y seguros, volver a la normalidad y esperando poder quitarnos definitivamente nuestros trajes para poder estrecharnos de nuevo"

Quien siempre está al pie del cañón en el Ilunion Romareda es su director, José Antonio Palau, quien resalta que se ha cedido "desinteresadamente" en esta crisis sanitaria. "La DGA es quien pone el personal de limpieza y los auxiliares que hay en recepción para atender a los usuarios. Y el director de mantenimiento y yo estamos ayudando en la gestión diaria y en el buen funcionamiento del hotel", indica.

El director de Ilunion Romareda, José Antonio Palau.
El director de Ilunion Romareda, José Antonio Palau.
J. A. P.

En total, el establecimiento hotelero dispone de 90 habitaciones con una capacidad de 150 plazas, en una situación normal. A los profesionales de la salud se les ha ofrecido habitaciones tipo apartamento (con minisalón, habitación y baño) con terraza. Asimismo, disponen en las instalaciones de máquinas de café y sándwich y de un microondas. Y, salvo que el Gobierno autónomico les diga lo contrario, van a ofrecer el hotel como mínimo todo el mes de mayo. "Vamos a estar hasta que esté el último usuario sociosanitario aquí. A todos les he mandado un mensaje de tranquilidad ante en el decreto de que podemos abrir el 11 de mayo", subraya el directivo.

"Vamos a estar hasta que el último usuario sociosanitario esté aquí"

Asimismo, José Antonio Palau mantiene un contacto diario con su plantilla -23 personas- que se encuentran inmersos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). "Me preocupa mucho y los quiero incorporar lo antes posible", asegura.

Desde el inicio de la pandemia, el grupo Ilunion Hotels ofreció sus establecimientos a las distintas comunidades autónomas. Al final, han sido nueve los hoteles intervenidos en España. El de la Romareda es el único de la ciudad dedicado íntegramente a acoger personal de la salud, junto con el Hotel Pedro I de Huesca y el Reina Cristina de Teruel. "Me pareció una idea buenísima y muy humana, como es la ONCE. Cuando mi director general, José Ángel Preciados, me dijo que en Zaragoza se había llegado a un acuerdo con la DGA, estaba deseando empezar a tener gente porque sabía que tenían muchos problemas. Están todo el día dándote las gracias. Siempre estarías ayudando si pudieras; para mí es muy importante", concluye Palau.

Siga toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión